seguridad

Ordenan peritar el patrullero, celulares y registros secuestrados en una comisaría de Bahía Blanca

Por Agencia Télam

27-08-2020 08:00

Un patrullero, libros de guardia y tres teléfonos celulares secuestrados durante un allanamiento realizado el martes pasado en una seccional de la Unidad de Prevención de Policía Local (UPPL) de Bahía Blanca serán sometidos a peritajes en el marco de la causa que investiga la desaparición del joven Facundo Astudillo Castro, informaron fuentes judiciales.

Sobre el automóvil Toyota Etios, asignado a esa dependencia y que, según su GPS, circuló nueve días después de la desaparición del joven por el cangrejal de General Daniel Cerri donde fueron hallados los restos esqueletizados, el fiscal federal bahiense Santiago Ulpiano Martínez encomendó “un minucioso estudio pericial” que permita “constatar si se encuentran rastros biológicos, huellas dactiloscópicas u objetos dentro del vehículo que puedan pertenecer o vincularse” a Astudillo Castro.

Según un nuevo comunicado de la Fiscalía Federal 1 difundido esta tarde en el sitio institucional www.fiscales.gob.ar, de esta medida de prueba pueden participar los perros del Cuerpo de Bomberos de la Policía Federal Argentina (PFA).

Por otra parte, los expertos del área de Ciberdelito de la PFA recibieron los tres teléfonos celulares secuestrados a los efectivos de la comisaría bahiense para que puedan extraer los datos de los dispositivos y realizar una impresión de toda la información obtenida.

En cuanto a estos artefactos, también se le solicitó a la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial de la Nación (Dajudeco) que aportara los registros de llamadas entrantes y salientes, entre el 30 de abril y el 30 de mayo pasados.

En tanto, un libro habilitado para el registro de novedades de la guardia; un cuaderno con novedades de un móvil; un cuaderno de registro de presentismo y horas cores; hojas sueltas con listado completo de personal de mayo y junio de este año; y órdenes de servicios especiales, incautados durante el procedimiento, serán sometidos a peritajes caligráficos y escopométricos por parte del personal del Gabinete Científico de la PFA.

El objetivo es verificar si se detectan adulteraciones o borraduras sobre las superficies de los elementos secuestrados,

Por último, la fiscalía le requirió a la empresa de monitoreo Megatrans S.A. que designe personal para constituirse en Bahía Blanca y extraer el GPS del patrullero incautado, para peritarlo y establecer si sufrió modificaciones y/o desperfectos técnicos.

También se solicitó que expliquen las anomalías advertidas en los registros, como es el funcionamiento del dispositivo y si el móvil posee cámara 360 grados. (Télam)