seguridad

Motociclistas marcharon en reclamo de seguridad por robos violentos en la zona oeste del conurbano

Por Agencia Télam

08-08-2020 07:15

Cientos de motociclistas se movilizaron esta tarde desde la localidad bonaerense de Villa Martelli hacia el peaje de Ituzaingó de la Autopista Acceso Oeste, en reclamo de medidas de seguridad debido a los múltiples robos violentos que según denuncian sufren en la zona.

La convocatoria tuvo como punto de encuentro dos estaciones de servicio, una ubicada en avenida General Paz, frente al predio de Tecnópolis, y la otra en la Autopista del Oeste, a la altura de la localidad bonaerense de Ciudadela, a las 15.

Luego los motociclistas se movilizaron al peaje troncal de dicha autopista, donde ocuparon unos tres carriles, en proximidad de las cabinas de pago, y estacionaron sus respectivos rodados.

Luego de desplegar una gran bandera argentina con la leyenda “motociclistas si, chorros asesinos no”, y con carteles impresos con la frase “basta de robos”, los motoqueros comenzaron a relatar episodios de los que fueron víctimas.

Un hombre que pertenece a un grupo de motociclistas de la zona noroeste del conurbano bonaerense y se dedica a la construcción de piscinas, contó a Télam que el sábado pasado circulaba por la calle José María Paz de Ituzaingó, en dirección a la autopista, cuando tres motos pasaron a toda velocidad, y luego dos de ellas retomaron el camino, por lo que sospechó que querían robarle e intentó eludirlos.

Luego volvió a verlos y escuchó que le dispararon “tres veces” para que parara.

“Yo me tiro para un costado, dejo la moto en el piso, salgo gateando para la vereda. Ahí me tira y le erra y después el otro me pega (un balazo) en la pierna izquierda”.

El hombre, que pidió preservar su identidad, contó que “se llevaron billetera, celular, todo”, y que tuvo “suerte de que la moto nunca se apagó”.

“Me robaron todo, me arrastraron cuando quisieron sacarme el casco”, aseguró el hombre y señaló: “Me gritaban que me iban a matar, mientras que el que manejaba se reía de su cómplice porque había errado el tiro. Disfrutaba de la situación".

Por último, expresó que quedó tirado pidiendo ayuda en la esquina de Lola Mora y José María Paz, lo rodearon unas 20 personas y nadie lo asistió, hasta que finalmente el conductor de una camioneta, que había perseguido a los “motochorros”, lo trasladó a una clínica, donde pudieron determinar que la bala solo había afectado “tejidos y músculos”.

A su vez, otro de los motoqueros presentes dijo al canal TN que los hechos de inseguridad que sufren en la autopista “son intentos de homicidio”, ya que cruzan el peaje y “a los 100 metros” ya reciben “balas y palazos”, porque “es tierra de nadie”.

En tanto, un motociclista contó que “en la zona de Moreno, delante de la comisaría”, sufrió el robo de su rodado y recibió “dos impactos de (calibre) 9 milímetros en la pierna y otro en la cabeza”, y que lo salvó su “casco”.

(Télam)