seguridad

Mañana comienzan las actividades a 30 años del crimen de María Soledad Morales

Por Agencia Télam

06-09-2020 02:00

A 30 años del Caso María Soledad, la estudiante secundaria que fue violada y asesinada en Catamarca y cuyo crimen motivó las "marchas del silencio" y derivó en la intervención de la provincia, se llevará a cabo a partir de mañana y hasta el jueves próximo una serie de actividades para recordar el caso.

Este lunes a las 18, y vía Zoom, Ada Rizzardo, la madre de la víctima; la hermana Martha Pelloni y la periodista Fanny Mandelbaun participarán de un panel, junto a compañeras de colegio de María Soledad, en el que presentarán el cronograma de actividades para el resto de los días.

Luego, el martes a las 11 se celebrará una misa por Facebook Live en el Colegio El Carmen de Catamarca, al que asistió la víctima; la cual también podrá seguirse por el canal de Youtube de dicho establecimiento educativo.

Ese mismo día a las 18 se presentará el cortometraje organizado por la "Red Infancia Robada" por Zoom.

Mientras que el miércoles 9 las actividades de los foros "de dicha red sobre el tema "#Femicidio" serán presentadas de distintas formas como la colocación de un banco rojo en la Plaza de las Chacras, donde vivió María Soledad.

En tanto, el jueves por la mañana se realizará una visita y un rezo del Rosario en el monolito de la víctima y a las 18, vía Zoom, se llevará a cabo un panel organizado por el Foro RIR Catamarca, titulado "Jornada de sensibilización y fortalecimiento institucional frente a la prevención de violencia de género, abuso sexual de niñas, niños y adolescentes".

Y en este panel expondrán la licenciada Leonor Acuña, la doctora María Lourdes Molina y el periodista Sergio Orellana.

Ayer, Ada Rizzardo aseguró a Télam que el homicidio de su hija "cambió la historia" de la política y la justicia en la provincia de Catamarca y dijo que si volviera a ver a los condenados les pediría que vayan a pedir perdón frente a la tumba de María Soledad.

La adolescente de 17 años fue vista con vida por última vez el 7 de septiembre de 1990 cuando fue a bailar a la elección de la reina del estudiante del colegio del Carmen en la capital catamarqueña.

Y tres días después, cerca de las 9.30, María Soledad fue encontrada violada y asesinada, con el cuerpo desfigurado y semidesnudo, por trabajadores de Vialidad.

Hoy, el lugar donde fue hallado el cuerpo junto a la ruta 38, a seis kilómetros del centro de San Fernando del Valle de Catamarca, solo puede reconocerse por un monolito despintado.

El asesinato de María Soledad tuvo una amplia repercusión a nivel nacional y terminó con la renuncia del entonces gobernador de Catamarca, Ramón Saadi.

También motivó las "marchas del silencio" que organizaba la religiosa Martha Pelloni, rectora del colegio al que asistía María Soledad y terminó con la detención y posterior condena de Luis Tula y Guillermo Luque, hijo de un diputado nacional.

Luque tiene hoy 54 años, vive en pleno centro catamarqueño, tiene un hijo y se mantiene con las rentas de las propiedades que le dejó su familia.

Tula tiene 59 años, también vive en la zona céntrica de Catamarca, tiene dos hijos con su expareja, es abogado penalista tras estudiar en la cárcel y tiene un estudio jurídico ubicado en la calle Rivadavia al 800.

Por su parte, Ada resaltó también un cambio en la justicia local y destacó la rapidez actual en relación al caso de su hija, en el cual participaron en la instrucción siete jueces y se realizaron dos juicios orales, porque el primero debió suspenderse por irregularidades.

"Como mamá de María Soledad yo no juzgo a toda la justicia, no puedo ser egoísta o mala, porque hay jueces probos, hay fiscales probos, hay abogados excelentes. Al igual que a la policía de Catamarca no puedo juzgarla para nada, porque acá los que encubrieron el caso fue el grupo que pertenecía al exjefe de la policía (Miguel Ángel Ferreyra)", afirmó.

Respecto a los dos hombres condenados por el crimen, Ada dijo que nunca más los volvió a ver, pero si se los cruzara "les diría que le fueran a pedir perdón" a su hija, "porque a ella la lastimaron, a ella fue a la que le hicieron de todo". Y aclaró que ella no les guarda "rencor". (Télam)