seguridad

Lo balean para robarle una moto estacionada en el garaje de su casa de Quilmes

Por Agencia Télam

17-01-2020 09:00

Un joven de 25 años fue baleado por la espalda por motochorros tras el robo de una moto que tenía en el garaje de su casa en el partido bonaerense de Quilmes Oeste, luego un vecino que se alertó de la situación los persiguió y recuperó el rodado, informaron hoy fuentes policiales.

El caso ocurrió el miércoles a la noche frente a una casa de la calle Joaquín V. González e Islas Malvinas, cuando la víctima fue sorprendido por cuatro delincuentes que iban en dos motos y lo interceptaron cuando se bajó de su auto Volkswagen Gol y al intentar escapar lo balearon por la espalda.

Según los voceros policiales, se trata de Ezequiel Silveira, que fue herido de un balazo por la espalda y que el proyectil dio a centímetros de la columna, herida que no le provocó lesiones de gravedad y ayer por la tarde fue dado de alta.

El joven fue aparentemente interceptado al voleo por motochorros cuando llegaba a su casa en su auto y que pretenderían realizar un robo con la modalidad entradera acción que logró evitar al correr hacía el interior pero recibió un balazo a quemarropa, agregó el informante.

Por su parte, Ezequiel Silveira, le contó a Télam lo sucedido manifestando que salvó "milagrosamente" su vida porque la bala no le provocó daño de mayor consideración.

"Yo estaba abriendo el portón de entrada a mi casa cuando veo dos motos que tipos que estaban frente a mí pero no pude hacer mucho porque uno de ellos se bajo armado. En ese momento pensé que me mataban y comencé a correr para entrar a la casa y recibió un disparo por al espalda que me dejó tirado", añadió el joven.

Y, agregó que los asaltantes "se llevaron mi moto que estaba en el garaje a los empujones pero un vecino que estaba mirando desde su casa salió en mi ayuda y los corrió y los tipos tiraron la moto y escaparon. A él también le dispararon pero por suerte no fue herido".

"Tengo el proyectil en mi cuerpo y los médicos me dijeron que no corre peligro. Fue un milagro que no me mataron. Le estoy totalmente agradecido al vecino que me ayudo porque puso su vida en riesgo porque le dispararon y salió ileso", finalizó Silveira.

La investigación se encuentra a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Quilmes, en el marco de una causa que fue caratulada como "lesiones leves".

La policía proseguía con la búsqueda de los delincuentes en distintas zonas de Quilmes.

La madre del joven dijo esta mañana a la prensa frente a su casa, que los delincuentes "le gatillaron a su hijo sin mediar palabra" y que fue "una desgracia" con suerte. (Télam)