seguridad

Las cenizas del policía asesinado en Tucumán fueron esparcidas en el barrio donde vivía

Por Agencia Télam

06-06-2020 08:45

Familiares del cabo de la Policía de Tucumán asesinado al resistirse al robo de su moto en la capital provincial marcharon esta tarde para llevar las cenizas del uniformado al barrio donde vivía y en el cual se cometió el crimen.

La familia del cabo primero Roberto Lucena (42) resolvió esparcir sus cenizas en el lugar donde fue asesinado, como símbolo de la necesidad de pacificar el barrio “Juan Pablo Segundo”, conocido como “El Sifón”, un lugar donde viven algunas conocidas bandas de delincuentes, entre ellas el “Clan Acevedo”, cuyos integrantes, se cree, participaron del crimen.

"Mi primo se crío en este barrio y su deseo era que sus cenizas fueran arrojadas en sus calles, por lo que decidimos cumplir con su pedido y ojalá esto sirva como un mensaje de paz para todos los que andan con armas amenazando a los vecinos", destacó Marcelo Lucena, familiar del policía asesinado.

El hecho ocurrió el miércoles por la mañana en el cruce de la calle Uruguay y República del Líbano, de la capital tucumana, cuando el policía Lucena, vestido con ropa de civil, circulaba a bordo de su moto y se detuvo a charlar con un conocido.

En ese momento, el cabo fue sorprendido por tres asaltantes armados que intentaron apoderarse de su moto y de su arma reglamentaria, por lo que Lucena se resistió al robo y se tiroteó con ellos.

En esas circunstancias, el policía recibió varios balazos que lo dejaron malherido y que le provocaron la muerte.

Según la médica Alba Pieroni, del Hospital Avellaneda, el efectivo ingresó "sin vida" como consecuencia de "múltiples heridas de arma de fuego en el tórax y en los miembros superiores e inferiores".

Por el crimen de Lucero, un adolescente de 17 años fue detenido a poco del asalto y homicidio en el hospital Avellaneda, al que llegó con una herida de bala en el glúteo.

Este adolescente, quien se cree fue el autor material del asesinato del policía, tiene antecedentes penales y aparentemente había salido hacía un mes de un instituto de menores.

Otros dos arrestos, en tanto, se llevaron a cabo durante un operativo realizado por efectivos de la División Homicidios en los barrios Juan XXIII (conocido como La Bombilla), Tula y El Sifón, donde fueron capturados dos adolescentes de 16 y 17 años, mientras que el último se realizó el pasado miércoles por la noche, cuando fue atrapado por la policía otro menor de edad que sería cómplice del crimen. (Télam)