seguridad

La pareja acusada por el crimen de un hombre en Junín admitió su participación en el hecho

Por Agencia Télam

29-10-2020 08:00

Un hombre y una mujer detenidos por el crimen de Marcelo Torres, expareja de ella y cuyo cadáver fue hallado el martes dentro de un auto, a la vera de una ruta nacional en la ciudad bonaerense de Junín, admitieron hoy haber estado con la víctima en el momento del hecho, aunque se acusaron mutuamente del crimen, informaron fuentes judiciales.

El fiscal de la causa, Sergio Terrón, indagó esta tarde a Vilma Esther Verón (26) y Gustavo Damián Arrieta (34) por el delito de "homicidio" y ambos continuarán detenidos como sospechosos.

Fuentes judiciales informaron a Télam que los dos detenidos declararon ante el representante del Ministerio Público y admitieron haber participado en el hecho, aunque con diferentes grados de responsabilidad.

"Se acusaron mutuamente pero hay que continuar con las pericias para determinar fehacientemente la mecánica del crimen", precisó un vocero encargado de la pesquisa.

El episodio fue descubierto alrededor de las 9.30 del martes último dentro del Parque Ecológico, ubicado a la vera de la ruta nacional 188, en Junín, situado a unos 260 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

El hallazgo se registró cuando una mujer que caminaba por el ex Vivero Municipal observó que dentro de un Renault Clío blanco había un hombre ensangrentado, por lo que llamó al 911.

Según las fuentes, Torres (34) era el propietario del vehículo en el que fue encontrado muerto, trabajaba en el rubro de la construcción y vivía solo.

Los investigadores establecieron que el hombre asesinado había sido condenado a una pena de seis meses de prisión acusado de violencia de género contra su expareja, quien ayer fue detenida por el crimen al igual que su actual novio.

Las detenciones se concretaron durante un allanamiento en una vivienda en la que vivían, situada en Junín, a la que llegaron luego de analizar las grabaciones de cámaras de seguridad y recibir un informe sobre los teléfonos celulares de los acusados.

Según las fuentes, los investigadores determinaron el recorrido que hizo el Renault Clío blanco, patente CYM-285, y que una mujer rubia con una prenda de vestir de color rojo se hallaba como acompañante en el momento en el que ingresaron al campo a la 1.09 de la madrugada del martes.

Las cámaras cercanas a la vivienda de Verón la tomaron caminando hacia el lugar de encuentro con su ex novio con una ropa similar a la que tenía la mujer que iba como acompañante en el vehículo.

Además, el fiscal de la causa, Sergio Terrón, recibió el informe sobre los celulares marca Samsung A10 y Motorola pertenecientes a la mujer y al hombre, respectivamente, quienes habían eliminado mensajes y llamadas de WhatsApp.

Sin embargo, los peritos recuperaron los archivos y establecieron que la mujer había acordado encontrarse con Torres a las 12.40 y que a la 1.06 le envió un mensaje a Arrieta en el que le avisó que estaban llegado.

Las fuentes añadieron que los impactos de las antenas coincidieron con la geolocalización de la escena del crimen.

En tanto, durante el allanamiento fueron secuestradas prendas de vestir, las llaves del auto en el que fue encontrada la víctima y el presunto cuchillo utilizado para el crimen.

Respecto del móvil del crimen, aparentemente fue por razones sentimentales, ya que no se encontraron faltantes en el lugar del hecho, añadieron los voceros.

Al momento de la aprehensión, el médico legista que revisó a los sospechosos constató que Verón tenía escoriaciones en la rodilla y un hematoma externo en el muslo derecho e izquierdo, mientras que Arrieta tenía un hematoma en la espalda y múltiples escoriaciones desde el codo a la muñeca derecha.

Por su parte, el resultado preliminar de la autopsia practicada al cuerpo de Torres determinó que murió de "un shock hipovolémico provocado por tres heridas cortantes en el cuello". (Télam)