seguridad

La mujer golpeada y quemada sigue grave y las próximas horas son cruciales para su recuperación

Por Agencia Télam

04-06-2020 11:15

Erica Vanesa Olguín, la mujer que fue golpeada y quemada presuntamente por su pareja en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, continuaba hoy hospitalizada en estado grave con asistencia respiratoria mecánica y las próximas horas serán cruciales para su recuperación, informaron hoy fuentes sanitarias y judiciales.

"La paciente sigue grave, las próximas horas son críticas porque las complicaciones son múltiples", informó esta mañana la directora del hospital Provincial de Rosario, Teresita Ghio, sobre el estado de salud de la víctima, de 36 años, quien ingresó ayer a ese centro de salud luego de haber sido agredida en su casa.

El acusado del ataque fue identificado por la policía como Adrián Bajo (40), pareja de la víctima, quien fue detenido y será imputado de "tentativa de femicidio" por el fiscal del caso, Adrián Spelta, en una audiencia prevista por videoconferencia para mañana, según informaron a Télam fuentes del Ministerio Público de la Acusación.

Al momento de su detención, el hombre presentaba lesiones en las manos, tipo ampollas compatibles con haber manipulado combustible, lo que para los pesquisas es una prueba clave para la imputación en su contra, añadieron los informantes.

El intento de femicidio ocurrió ayer, alrededor de las 13, en una vivienda de la calle Lavalle al 2500, de Villa Gobernador Gálvez, ciudad lindera con Rosario hacia el sur.

Según la investigación, el hombre atacó a su pareja produciéndole quemaduras en zona de rostro, miembros inferiores y torso para luego darse a la fuga a bordo de una motocicleta.

Una vecina contó que una de las tres hijas de la mujer, de 7 años, fue hasta su casa "llorando y gritando" que le estaban pegando a su mamá, por lo ella llamó al 911 y corrió hacia la casa de la víctima.

En declaraciones a la prensa de Rosario, la vecina relató que cuando llegó al domicilio "ya estaban varios vecinos, ella estaba sentada, toda quemada, tenía sangre en la cabeza, en el rostro, y se le caía la piel".

La testigo contó que cuando le preguntó a la pareja de la víctima qué había hecho, respondió: "La quise asustar"..

El sindicado agresor fue detenido ayer alrededor de las 17 en la vivienda de un familiar. (Télam)