seguridad

La Legislatura de Santa Fe suspendió al fiscal de Rosario detenido por presunto cobro de coimas

Por Agencia Télam

07-08-2020 04:30

El fiscal de Rosario Gustavo Ponce Asahad, imputado con prisión preventiva por presunto cobro de coimas a un capitalista de juego clandestino ligado a “Los Monos”, fue suspendido hoy por la sesión conjunta de las cámaras de Diputados y Senadores de Santa Fe, informaron fuentes legislativas.

La suspensión en el ejercicio de sus funciones, en forma “preventiva y temporal”, incluye “la disminución del 50 por ciento de su sueldo” como fiscal de la segunda circunscripción del Ministerio Público de la Acusación (MPA), según la resolución.

La sesión conjunta de ambas cámaras aprobó por unanimidad el dictamen elaborado por la Comisión Bicameral de Acuerdos de la Legislatura provincial.

El fiscal Ponce Asahad fue imputado con prisión preventiva por 90 días el martes pasado por los delitos de cohecho pasivo, incumplimiento de los deberes de funcionario público y transmisión de datos reservados.

Según la acusación del equipo de fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, Ponce percibió desde diciembre de 2018 una suma mensual de entre 4 y 5 mil dólares de un capitalista de juego ilegal, Leonardo Peiti, para no ser perseguido penalmente y tenerlo al tanto de investigaciones que pudieran alterar ese negocio ilícito.

Entre la evidencia expuesta por los acusadores, durante la audiencia se exhibieron videos que muestra a Ponce con Peiti, mensajes de Whatsapp, y testimonios que “corroboran” la declaración del capitalista de juego que incriminó al fiscal suspendido hoy.

Peiti declaró como imputado arrepentido que Ponce le pidió dinero durante más de un año y medio para tenerlo al tanto de investigaciones en su contra, acuerdo del que habría participado también el Fiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal.

Serjal renunció la semana pasada a su cargo y la semana próxima podría ser llevado a audiencia imputativa por los mismos delitos que Ponche Asahad.

En la misma audiencia donde Peiti declaró sobre las presuntas coimas pagadas al fiscal, fue imputado por juego clandestino y como miembro de una banda de extorsionadores, liderada por un lugarteniente del jefe de “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero.

De acuerdo con la investigación, esa banda estaba encabezada por un hombre llamado Maximiliano “Cachete” Díaz, quien realizaba extorsiones a sindicatos y comerciantes de actividades legales e ilegales para exigirle protección en nombre de “Guille” Cantero.

Díaz está imputado y en prisión acusado de organizar el ataque a tiros al casino “City Center” de Rosario en enero pasado, cuando fue asesinado un apostador que fumaba en un balcón de la sala de juegos.

Como miembros de la misma organización criminal están imputados con prisión preventivas un excomisario de la Policía santafesina, la pareja de “Cachete” Díaz y un hombre acusado también por el asesinato de un policía involucrado en el comercio de estupefacientes. (Télam)