seguridad

Investigan si la mujer asesinada de un balazo en la cabeza en Lomas de Zamora fue víctima de un robo

Por Agencia Télam

26-10-2020 03:30

La justicia investiga si la mujer de 28 años hallada estrangulada y con un balazo en la cabeza ayer frente a una casa del partido bonaerense de Lomas de Zamora fue víctima de un robo o si el ataque tuvo alguna motivación personal, al tiempo que procura localizar a un hombre que fue visto por testigos cuando se retiraba del lugar, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

La víctima fue identificada por los investigadores como Pamela Ayala, quien fue atacada ayer a la madrugada a metros de la casa de su madre, situada en Andrés Bello 226, en el barrio Centenario, en el sur del conurbano bonaerense.

Tras ser hallada herida, Ayala fue trasladada por familiares al Hospital Materno Infantil Dr. Oscar Alende, donde falleció como consecuencia de la gravedad de una herida de arma de fuego producida por un balazo que le impactó en la región frontal del cráneo y le generó pérdida de masa encefálica.

Los investigadores determinaron que a la joven le robaron su teléfono celular y el bolso con algunas pertenencias, y si bien la hipótesis del crimen apunta a que se trató de un homicidio en ocasión de robo, los pesquisas no descartaron otras líneas investigativas, como por ejemplo alguna cuestión personal.

Por ese motivo, aguardan el resultado de la autopsia y del cotejo de la bala que le provocó la muerte, aunque se presume que fue atacada con un arma calibre .22, ya que en la escena se halló una vaina servida de ese calibre.

Los forenses que revisaron el cuerpo determinaron que la joven presentaba, además del balazo en la cabeza, lesiones compatibles con un estrangulamiento y que el cuerpo tenía signos de defensa y lesiones en las uñas, por lo que sospechan que quizá pueda elaborarse ADN del sospechoso.

Fuentes policiales aseguraron que un vecino declaró que durante la madrugada del domingo escuchó un grito seguido de un disparo y al asomarse por la ventana vio a un hombre que se alejaba del lugar en dirección a la calle Rawson, donde se subió a un Peugeot 505 de color bordo en rumbo hacia la calle Labardén.

Una cámara de seguridad de una vivienda cercana corroboró la declaración del testigo, ya que se observa el paso del Peugeot 505 a la hora que ocurrió el hecho.

Los investigadores lograron determinar, en base a la declaración de los familiares de la víctima, que Pamela había estado esa noche cerca de las 21 junto a su ex pareja, con quien permaneció algunas horas y luego se retiró para reunirse con una prima.

Más tarde, estuvo acompañada de su actual pareja y, al retirarse, expresó que iba a un templo para participar de una reunión de religión Umbanda.

Según declaró la actual pareja de Pamela, cerca de la una de la madrugada recibió un mensaje de texto de la víctima que le avisaba que había llegado a la casa de la madre, por lo que los investigadores sospechan que en ese momento se produjo el ataque que derivó en el crimen.

En tanto, un hermano de la víctima declaró ante los investigadores que durante la semana Pamela recibió la visita de un hombre que se movilizaba en un auto similar al que fue observado la madrugada del último domingo, aunque no pudo aportar ni su nombre ni las características físicas del sospechoso.

En la causa interviene la Unidad FuncionaI de Instrucción 6 a cargo de Mabel Lois, correspondiente al departamento judicial Lomas de Zamora, quien dispuso una serie de diligencias en procura de localizar al autor del crimen. (Télam)