seguridad

Indagaron a los últimos dos detenidos por el asalto panadero y seguirán detenidos

Por Agencia Télam

07-10-2020 04:45

Dos de los jóvenes acusados de participar el sábado último del asalto al panadero que se resistió a tiros al robo de su camioneta y mató a un delincuente en la localidad bonaerense de Rafael Castillo, fueron indagados hoy por el fiscal de la causa y seguirán detenidos, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Lucas Patricio Núñez (18), alias "Teletubi", quien era buscado con una herida de bala en una pierna, y de otro joven apodado "Patacón" (24), acusado de ser el conductor del vehículo en el que escaparon dos de los ladrones que asaltaron a Gerardo Caivano (36).

Fuentes judiciales informaron a Télam que Núñez se negó a declarar en su indagatoria ante el fiscal Emilio Spatafora, del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil de La Matanza; mientras que el otro sospechoso se desvinculó del hecho al afirmar que solo es remisero.

De acuerdo a los voceros, tras las indagatorias, ambos acusados seguirán detenidos mientras se resuelve su situación procesal.

Las fuentes señalaron que "Teletubi" fue detenido anoche por efectivos de la comisaría Este 1ra. de Rafael Castillo, en una vivienda ubicada en la calle Malabia al 4900 de la localidad bonaerense de Isidro Casanova, partido de La Matanza, en la zona oeste del conurbano, donde de acuerdo a los investigadores permanecía escondido.

Tras un operativo de vigilancia encubierta en el lugar, Núñez fue capturado por los policías al salir de la propiedad, rengueando por una presunta herida de bala en el tobillo del pie derecho, tal como se lo buscaba desde el momento del hecho.

En tanto, "Patacón" fue capturado anteanoche tras un allanamiento llevado a cabo por oficiales de la comisaría 3ra. de Rafael Castillo en una vivienda del Barrio 17 de Marzo, también en Isidro Casanova.

Las fuentes dijeron que también se secuestró el vehículo Fiat Idea color bordó el que se cree la banda utilizó para escapar.

En tanto, los investigadores indicaron que aún no se halló la pistola calibre 9 milímetros que se cree que uno de los asaltantes utilizó en el hecho y de la que salieron los disparos que mataron Manuel Leiva (17).

En tanto, los médicos forenses que realizaron la autopsia al cuerpo de este adolescente ya adelantaron al fiscal Spatafora que el cuerpo presentaba una serie de impactos de proyectiles disparados por una pistola calibre 9 milímetros que no fue hallada en la escena, donde sí se encontró un revólver calibre .38.

El sábado, en el lugar del hecho, el médico policial que revisó el cuerpo del fallecido observó nueve orificios de bala, aunque algunos de ellos eran de entrada y salida y se correspondían a un mismo balazo.

Por otra parte, la policía continuaba con la búsqueda de otro de los sospechosos que ya fue identificado, aseguraron los pesquisas.

Por el caso hay un tercer detenido, también de 17 años, que fue reducido a golpes en la escena del crimen por vecinos del panadero y que tras negarse a declarar ante el fiscal fue alojado en un instituto de menores.

En cuando al panadero todavía no se tomó ningún temperamento porque el fiscal aguardaba el resultado final de la autopsia y esclarecer cómo fue el robo.

Al respecto, los investigadores secuestraron varias cámaras de seguridad pero la principal de ellas que mostraba el lugar del hecho no grababa.

El hombre había asegurado que estaba "arrepentido" y que no es un "asesino" sino un "laburante".

"No se puede explicar nada, ni emoción, nada, no me acuerdo. A mis hijos no los quiero sacar ni a la vereda. Estoy arrepentido de lo que hice, no soy un asesino, yo soy un laburante, no salí a matar, salí a guardar la camioneta. Yo agarré el arma y después la tiré, era mi vida o la de él, yo no soy Dios para decidir", dijo a la prensa el lunes por la mañana.

Poco antes, su mujer, Vanesa, había denunciado ante los mismos medios que reciben amenazas por Facebook y que tienen "mucho miedo".

El hecho ocurrió el sábado en calles Yanzi y Pita, de Rafael Castillo, en La Matanza, cuando Caivano se encontraba junto a su hijo en una camioneta Volkswagen Amarok gris estacionada y fue interceptado por cuatro delincuentes armados con fines de robo.

De acuerdo con los testigos, el panadero se trenzó en lucha con uno de ellos y, en medio del forcejeo, le arrebató el arma, con la cual baleó y mató a otro de los delincuentes.

Los otros dos asaltantes escaparon a los tiros, mientras que el ladrón que se había trenzado en lucha con el panadero, tras quedar desarmado, fue reducido a golpes por vecinos del lugar y luego detenido, tal como quedó registrado en un video difundido en redes sociales. (Télam)