seguridad

Imputaron a cinco policías salteños que le causaron la pérdida de un ojo a un soldado

Por Agencia Télam

10-08-2020 05:30

Cinco policías salteños fueron imputados hoy por el delito de vejaciones calificadas en perjuicio de un soldado voluntario del Ejército Argentino, quien perdió su ojo izquierdo el 29 de julio pasado, cuando fue alcanzado por disparos de bala de goma que partieron desde un patrullero que realizaba un procedimiento en un barrio de la zona sudeste de la capital de la provincia.

Fuentes del Ministerio Público de Salta informaron que la fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, imputó a los policías por las "vejaciones calificadas y lesiones graves", en perjuicio de Néstor Ramón Ávalos (25), a quien -según la investigación- dejaron abandonado en el lugar a pesar de haber comprobado que le habían provocado las heridas.

Las imputaciones recayeron sobre el sargento Mario Alberto Funes (41), acusado como autor del delito de vejaciones calificadas y lesiones graves.

En tanto, el suboficial ayudante Luis Armando Quispe (37); el sargento ayudante Diego Alberto Cachi (41); el cabo Víctor Fabián Díaz (32) y el agente Lucas Daniel González (34), fueron acusados del mismo delito pero en carácter de partícipes necesarios.

Del decreto de imputación surgió que la víctima, que era miembro voluntario del Ejército Argentino, resultó herido durante la noche pasado 29 de julio, en inmediaciones de una despensa ubicada en el barrio Norte Grande, cuando desde el interior del móvil 1673 de la Policía de Salta efectuaron un disparo de bala de goma con una escopeta, que impactó en su ojo izquierdo.

En sus fundamentos, Simesen de Bielke sostuvo que los acusados, mientras cumplían su rol de efectivos policiales a bordo del móvil mencionado, "desempeñaron un acto de servicio con exceso de sus funciones, al acometer en contra de la integridad física de Ávalos, mediante el uso arma de fuego".

Además, fue acreditado que luego de disparar y de ver que Ávalos resultó seriamente herido, los efectivos policiales se retiraron del lugar sin presentarle auxilio.

El denunciante fue traslado por un vecino al hospital Papa Francisco y desde allí derivado al hospital San Bernardo, donde lo intervinieron quirúrgicamente tras sufrir el estallido total del ojo izquierdo. (Télam)