seguridad

Imputan al policía que estaba a cargo de la consigna fija y personal de una víctima de femicidio

Por Agencia Télam

27-12-2019 06:30

El sargento de la policía de Salta que estaba a cargo de la consigna fija y personal de una mujer asesinada de un disparo por su ex pareja, también policía, que está detenido desde el 24 de diciembre, cuando ocurrió el femicidio, fue imputado por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y se negó a declarar.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal de Salta informaron hoy que el efectivo, identificado como Elvio Rolando Aguirre, concurrió a la audiencia acompañado de un abogado particular.

El efectivo, que fue imputado por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público", decidió no prestar declaración y adelantó que lo hará por escrito.

En tanto, el fiscal penal 4 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Gustavo Torres Rubelt, que interviene en el caso, solicitó que se mantenga su estado de detención mientras se cumplen las diversas medidas que solicitó para lograr el esclarecimiento del hecho.

Se trata del femicidio de Liliana del Valle Flores (25), ocurrido el 24 de diciembre último en el barrio Los Paraísos, de la localidad de Cerrillos, que está a 15 kilómetros al sur de la capital salteña.

Ese día, Hedgar Exequiel Almirón (31), que también era policía y se desempeñaba en el destacamento de Los Álamos, se presentó en la vivienda de su ex pareja, y la agredió y amenazó con su arma de fuego.

Ante esta situación, la mujer alertó de lo sucedido a la Policía, por lo que se le asignó una consigna fija y personal hasta que Almirón, que en ese momento estaba prófugo, fuera ubicado.

Cuando el efectivo de la consigna estaba en la puerta, escuchó la detonación de un arma de fuego y, al ingresar a la vivienda, encontró a la mujer con una herida en la cabeza, tras lo que Almirón se suicidó también de un disparo en el cráneo.

Según los voceros, la investigación suma nuevas hipótesis con datos más comprometedores sobre la actuación del efectivo que debía custodiar a la mujer, debido a que la autopsia determinó que el cuerpo de la víctima recibió tres disparos de arma de fuego, cuyas detonaciones deberían haberse escuchado en el acto.

Por esto, no se descarta que Aguirre no haya estado en el lugar al momento de los hechos. (Télam)