seguridad

Imputan a un banda mixta ligada a Los Monos por extorsiones y juego clandestino

Por Agencia Télam

24-07-2020 08:45

Un exjefe policial y un integrante de la banda “Los Monos” acusado como instigador del crimen del casino de Rosario fueron imputados hoy junto a otras tres personas por una serie de extorsiones que permitió descubrir una red de juego clandestino, y que a la vez contaba con complicidad de un miembro del Ministerio Público de Acusación (MPA).

La investigación de la Agencia de Criminalidad Organizada del MPA sobre una banda acusada de extorsionar a comerciantes legales y emprendedores ilegales dejó al descubierto la existencia de una red de salas de juego clandestinas, en la que está involucrado el exjefe policial Alejandro Torrisi.

Fuentes de la investigación informaron a Télam que Torrisi, que estuvo al frente de una Unidad Regional de la Policía y está retirado, fue detenido el lunes con un sobre que contenía 150.000 pesos durante el allanamiento a un garito en la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

Los investigadores creen que participaba de una red de unas 30 salas de juego ilegales, que proliferaron desde el cierre del casino “City Center” por la pandemia de coronavirus.

Los fiscales del caso llegaron al comisario mayor retirado a partir del teléfono de Maximiliano “Cachete” Díaz, imputado con prisión preventiva como organizador de una balacera al casino de Rosario que derivó en la muerte de Enrique Encino (64) que había salido a fumar a un balcón de la sala de juegos.

Díaz también está acusado de extorsionar mediante balaceras a miembros del Sindicato de Peones de Taxi de Rosario a nombre de quien sería su jefe, el líder de “Los Monos”, Ariel Máximo “Guille” Cantero, y está detenido desde diciembre pasado.

De acuerdo con la investigación, Díaz extorsionaba a comerciantes legales e ilegales (como los dueños de las salas clandestinas de juego) a quienes cobraba por seguridad de sí mismo.

Quienes no pagaban la cuota mensual exigida eran baleados o intimidados, dijeron los investigadores, y contaron que el propietario de un comercio dejó el país ante las amenazas de la banda.

También el titular de una financiera del centro de Rosario fue extorsionado por la organización criminal, agregaron los voceros.

Otra de las imputadas como parte de la banda, fue identificada como Flavia Broina, pareja de “Cachete” Díaz.

De acuerdo con la evidencia reunida por los fiscales, la mujer era la encargada de cobrar las cuotas mensuales de “seguridad” exigidas por su pareja.

También fue imputado hoy como miembro de la asociación ilícita Otniel Almonte De León, un dominicano de 32 años que está detenido desde marzo pasado como presunto coautor del crimen de un policía vinculado a la venta de drogas, Cristian Ibarra, ocurrido en julio de 2019.

Por ese homicidio fue condenado en un acuerdo abreviado Ariel Máximo Cantero, alias “Chanchón”, hijo de un segundo matrimonio del “Viejo” Ariel Cantero, primer jefe de “Los Monos” y condenado por asociación ilícita en 2018.

Voceros del caso indicaron que en la causa hay cinco prófugos, entre ellos Mariano Ruiz, condenado en un juicio abreviado como “lavador” del dinero ilegal de “Los Monos”, y un hombre llamado Leonardo Andrés Peiti con antecedentes por juego ilegal.

Además, durante la audiencia se reveló que Peiti recibió un mensaje de un funcionario del MPA ante un pedido de información sobre un detenido vinculado a “Cachete” Díaz, quien buscaba liberarlo.

Si bien aún no está identificado, el fiscal Regional de Rosario, Patricio Serjal, dijo que “la ayuda a una banda desde una Fiscalía es de una gravedad enorme”. (Télam)