seguridad

Fiscalía pide perpetua para acusado de asesinar a cuchillazos a su ex pareja en Mar del Plata

Por Agencia Télam

19-12-2019 01:30

El fiscal que interviene en el juicio a un joven acusado de haber asesinado de nueve puñaladas en Mar del Plata a su ex pareja, en abril de 2018, pidió hoy que sea condenado a prisión perpetua, al alegar ante el tribunal a cargo del debate.

Por su parte, la defensora oficial consideró que se trató de un caso de "imputabilidad disminuida" por el tipo de personalidad y por el consumo de alcohol y drogas del acusado, y pidió una pena de 25 años.

En los alegatos de cierre del juicio a Nicolás Mansilla (24), imputado por el femicidio de Eliana Domínguez (23), el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 1, Fernando Castro, consideró que tanto en la investigación como durante las dos audiencias del proceso, "quedó plenamente acreditada su responsabilidad penal" y la "planificación" del crimen.

Castro dijo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 que Mansilla asesinó a la joven en la noche del 2 de abril de 2018, tras esperarla en la puerta del domicilio de sus padres, en el barrio Bosque Grande, donde ella se había mudado días antes, luego de terminar la relación que habían mantenido durante cuatro años.

"Mansilla esperó a la víctima y procedió a apuñalarla al menos en nueve ocasiones con un cuchillo de acero de 17 centímetros", aseguró el fiscal, y pidió que sea condenado a prisión perpetua por el delito de "homicidio agravado por el vínculo y por ser de una mujer cometido por un hombre mediando violencia de género".

El fiscal subrayó "el ardid que empleó Mansilla, que se acercó a su víctima con el pretexto de recomponer su situación amorosa, para luego asesinarla".

Si bien la defensora oficial del acusado, Victoria Sosa, no cuestionó la materialidad ni la autoría del hecho, tal como había adelantado en la apertura del juicio, planteó la inconstitucionalidad de la prisión perpetua y cuestionó la figura penal sugerida por la fiscalía.

Sosa consideró que "debido a la ingesta de alcohol y drogas" del imputado, confirmada por una serie de pericias, y a "la estructura de personalidad" del acusado, de quien dijo que presenta "dificultad para encontrar alternativas para solucionar los conflictos", se trata de un caso de "imputabilidad disminuida, que no significa otra cosa que culpabilidad atenuada".

"Una capacidad de comprensión y una mayor inestabilidad impulsiva por la ingesta de alcohol y de drogas determina una disminución de la reprochabilidad y con ello una disminución del grado de culpabilidad. Lo que debe acarrear la atenuación de la pena", explicó la defensora antes de pedir a los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas, y Jorge Peralta una pena de 25 años de prisión.

El fiscal consideró que "no es de aplicación la culpabilidad atenuada", porque "tuvo que haber habido una planificación de parte de él para cometer el hecho", y que si consumió drogas o alcohol lo hizo "para tomar coraje para cometer el hecho que había planificado".

En el cierre del juicio, el acusado pidió perdón a la familia de la víctima: "Dios quiera me perdonen un día. Quiero decirles que extraño mucho a Eli y que estoy arrepentido de corazón por lo que he hecho y también los extraño a ellos. Y pido perdón a la sociedad por haberle arrebatado la vida a una persona".

Cristina, madre de la víctima, dijo tras la audiencia: "Me duele todo lo que pasa. Me duele que mi hija esté muerta, y también que Nicolás esté preso porque era como de la familia. Pero tiene que pagar por lo que hizo. Nosotros queremos justicia, no venganza".

El tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo viernes 27 a las 12, cuando dará a conocer la sentencia. (Télam)