seguridad

Familiares de la joven asesinada en Burzaco se movilizaron para pedir justicia por el crimen

Por Agencia Télam

10-11-2020 05:15

Familiares de Noelia Quimey Lambert Tamay, la joven que fue asesinada de un balazo en septiembre pasado en la localidad bonaerense de Burzaco, hecho por el que el viernes último fue detenido su novio dominicano, se movilizaron esta tarde en el barrio porteño de Constitución para exigir justicia por el crimen e impulsar una reforma a la Ley de Migraciones que imponga mayores controles para ingresar al país.

La marcha se realizó en la esquina de la avenida Caseros y Sáenz Peña, un lugar "icónico" para su familia "por ser donde nació y se crió" Noelia (19), según explicaba la breve convocatoria que fue difundida a través de WhatsApp.

La movilización se llevó a cabo cuatro días después de la detención de Maikel Rodrigo Figuereo Pérez (24), quien tenía tres alertas rojas de Interpol por dos asesinatos cometidos en la República Dominicana, su país de nacimiento, y en Chile, además del de Lambert Tamay, con quien mantenía una relación de pareja.

En ese marco, Lucía, una de las hermanas de Quimey, explicó a Télam que tanto la familia y amigas y amigos de la víctima decidieron movilizarse para pedir que el imputado reciba una condena de prisión perpetua por el femicidio, y que "no pueda salir ni siquiera con buen comportamiento" de la cárcel.

Además, comenzarán a hacer circular una propuesta legislativa que ella y su familia denominó "Ley Quimey", cuyo objetivo es reformar la actual Ley de Migraciones para implementar controles más exhaustivos en los procesos de inmigración hacia la Argentina.

"Es para que todo inmigrante que entre al país lo haga con un pedido de antecedentes penales, que dejen sus huellas y su ADN, y que mínimamente se verifique que los papeles con los cuales están ingresando son verdaderos", agregó Lucía.

Tras su aprehensión, Figuereo Pérez se negó a declarar frente a la fiscal de la causa, Fabiola Juanatey, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Temática de Violencia de Género de Lomas de Zamora, por lo que hasta esta tarde permanecía detenido e imputado del delito de “homicidio agravado por el vínculo", que prevé una pena de prisión perpetua.

Además, respecto a sus antecedentes, Interpol informó en el expediente que en 2016 el acusado mató a un ciudadano dominicano y que luego se radicó en Chile, donde en 2018 cometió otro homicidio en la ciudad de Santiago con un arma de fuego, para luego ingresar a la Argentina, donde usaba una identidad falsa.

El femicidio de Quimey, como la llamaba su familia, ocurrió el pasado 9 de septiembre en una vivienda de la calle Italia al 1600, de la localidad de Burzaco, partido de Almirante Brown, donde la Policía encontró a la joven con una herida de bala en el estómago, quien inicialmente dijo a los pesquisas que la habían herido durante un intento de robo.

La víctima fue trasladada de urgencia al hospital Lucio Meléndez, de Adrogué, donde falleció tras ser operada.

Luego de recabar los testimonios de su hermana y su cuñada, y de obtener los relevamientos de las cámaras de seguridad ubicadas en el lugar del hecho, los investigadores determinaron que la joven no había sido abordada por ningún delincuente.

Asimismo, la madre de la víctima declaró que recibió un mensaje de parte del novio de su hija, quien le dijo "es todo mentira lo que dicen...se pegó el tiro sola", tras lo cual no volvió a comunicarse, por lo que se inició su búsqueda como principal sospechoso en la causa y se le dictó una orden de captura nacional e internacional. (Télam)