seguridad

Ex secretario de Seguridad aseguró que está detenido porque había necesidad de un político preso

Por Agencia Télam

03-06-2020 12:45

El ex secretario de Seguridad de San Miguel del Monte, quien está con prisión preventiva por el encubrimiento del crimen de cuatro jóvenes tras una persecución policial a los tiros ocurrida en mayo del año pasado en esa ciudad, consideró que su situación procesal "pasa por la necesidad de tener a un político preso" y aseguró que en el centro de monitoreo "nunca" le informaron sobre los disparos.

"Tienen afectada mi dignidad y a mi familia, San Miguel del Monte me conoce como un hombre digno, jamás hubiera encubierto la muerte de cuatro chicos, soy un ser humano decente", dijo Claudio Martínez en diálogo con Crónica TV, días después de cumplirse un año de "La Masacre de Monte".

El ex funcionario aseguró que su imputación en la causa "pasa por la necesidad de tener a un político preso, porque después de descubrir que el hecho era gravísimo, se les venía el pueblo y un caos social encima, como ocurrió".

Y en comparación se refirió a la situación de la entonces intendenta local: "Sandra Mayol es una dama política que tuvo miedo en ese momento y se confundió en el procedimiento con la Policía, porque tendría que haberme pedido que fuéramos a la comisaría, pero sin embargo el único encubridor de la masacre, políticamente hablando, soy yo", expresó.

Sobre el día del hecho, Martínez dijo que fue alertado por un jefe policial local, tras lo cual se comunicó con Mayol, y con su secretario de Gobierno para reunirse en el municipio "y analizar la situación y ayudar a las víctimas del accidente".

"Yo no me enteré que el coche había recibido impactos de bala sino hasta después de la tercera o cuarta pericia que se le hizo, y nunca me enteré de madrugada que hubo disparos en la persecución", se defendió Martínez.

En ese sentido, el ex funcionario aseguró que cuando llegó al Centro de Monitoreo, en el que había tres empleados, observó rápidamente las secuencias para anotarlas y "alertar o informar inmediatamente al Ejecutivo de las consecuencias del hecho".

"Los operadores me dijeron que habían visto una persecución policial, no vi la cámara que está en la sala principal de monitoreo porque tenía urgencia de informar, y nunca me informaron que habían visto un disparo", siguió el ex secretario de Seguridad.

Luego, según su versión, cuando ya había regresado a su casa recibió un llamado telefónico del secretario de Gobierno para avisarle que iba a ingresar al Centro de Monitoreo junto a un técnico en computación, y fue entonces cuando revisaron los videos "cuadro por cuadro, y vieron a un policía sacando el cuerpo y haciendo un gesto de puntería con algo en la mano hacia el coche".

"Ahí pensaron 'qué lío político se nos viene encima, necesitamos un pelotudo', y me tiraron a la cancha, porque debieron llamarme y preguntarme si había visto o no esa imagen", añadió.

La "Masacre de Monte" ocurrió cerca de la 1 del 20 de mayo de 2019 y tuvo como víctimas a Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13), Danilo Sansone (13), Carlos Aníbal Suárez (22), quienes murieron cuando el auto Fiat Spazio en el que se trasladaban chocó con un acoplado sobre la Ruta Nacional 3 mientras era perseguido y baleado por la policía.

La única sobreviviente fue Rocío, una adolescente de 14 años que permaneció internada en grave estado en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela, hasta que fue dada de alta el 13 de junio siguiente.

En la causa hay actualmente 23 imputados, entre policías de Monte, peritos de Policía Científica y el ex secretario de Seguridad del Municipio.

Los principales acusados son los ex policías Rubén Alberto García, Leonardo Daniel Ecilape, Manuel Monreal y Mariano Alejandro Ibáñez, quienes están procesados con prisión preventiva por "homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de arma de fuego consumado y en tentativa". (Télam)