seguridad

Eligieron matarlo para reducirlo, dice a un año la viuda del remisero asesinado por policías

Por Agencia Télam

01-10-2020 02:30

La viuda de Claudio Romano, el remisero que hace un año fue asesinado de seis balazos por tres policías porteños en el barrio de Villa Crespo, está convencida de que hubo algún altercado previo, que por algo "lo quisieron callar" y volvió a cuestionar la falta de profesionalismo de las fuerzas de seguridad que en su caso "eligieron matarlo para reducirlo".

A un año del homicidio de Romano (39), por el que hay tres efectivos de la policía porteña procesados, aunque en libertad y a la espera del juicio oral, Lucía Sánchez afirmó a Télam que tanto ella, como su familia y sus hijos se sienten "bastante mal e indignados porque los tres policías que mataron a Claudio siguen trabajando y ejerciendo su función de policías como si nada hubiera pasado".

"Destrozaron a una familia y deberían estar presos", dijo Sánchez sobre el oficial primero Ramón Pérez (40), la inspectora Beatriz Manzanelli (42) y la oficial Daniela López (33), los tres efectivos de la Policía de la Ciudad procesados por "homicidio agravado por haber sido cometido abusando de sus funciones como policías y por la utilización de armas de fuego", delito que prevé prisión perpetua.

"¿Qué les diría? Se me cruzan miles de cosas por la mente. Una persona que mata así fríamente no creo que tenga empatía con absolutamente nada y es un peligro que ellos sigan ejerciendo todavía su rol de policías en esta sociedad", opinó.

Lucía aseguró que "si ellos hubiesen actuado como buenos policías, lo hubiesen reducido como corresponde sin matarlo y Claudio estaría acá para defenderse y contar realmente lo que pasó".

"Porque yo sigo insistiendo, para mí los policías lo conocían y él sabía algo y lo quisieron callar", afirmó.

El hecho ocurrió pasadas las 11 del 1° de octubre del año pasado en Malabia al 900, de Villa Crespo, donde Romano frenó su Volkswagen Polo detrás de un patrullero de la comisaría 15 B, bajó del auto herido con cortes en su abdomen y muñecas y con una navaja atacó al policía Pérez que conducía el móvil.

Los tres policías declararon que lo vieron "enajenado" y por eso le efectuaron un total de ocho disparos, de los cuales seis impactaron en su cuerpo.

Todo ocurrió en dos secuencias de disparos que quedaron registradas por cámaras de seguridad.

"Nadie me pudo dar una respuesta de lo que pasó esos 15 minutos antes de que se viera el video final. Nunca pudieron encontrar en qué estación de servicio cargó gas. Tampoco me pudieron responder qué fue lo que pasó adentro del auto de Claudio siendo que hubo una pelea porque había sangre hasta en el techo", señaló.

La viuda afirmó que los policías "siguen negando que lo conocían a Claudio y no se sabe qué fue lo que pasó, quién lo acuchilló dentro del auto y tampoco se sabe por qué lo fue a increpar a Pérez".

Lucía se refirió al episodio donde este lunes en el barrio de Palermo murieron el policía federal Juan Pablo Roldán y su agresor.

"Queda en evidencia la falta de profesionalismo. Si la policía estuviera bien instruida, preparada y entrenada, todo esto se evita. Se evitarían muertes de policías y de civiles", comentó.

"En el caso del policía al que mataron esta semana, eran cuatro rodeando a una persona con problemas psiquiátricos, ninguno fue capaz de reducirlo y volvió a pasar lo mismo, terminaron matándolo y encima después murió un policía, o sea que ni entre ellos se pueden defender", agregó.

"Lo que pasó con Claudio es exactamente lo mismo. Eligieron el camino más fácil. Matarlo para reducirlo y no es el correcto. Y no pasa por una cuestión de que tengan o no una pistola Taser. Son profesionales y tienen que saber reducir a una persona sin matarla", remarcó.

Sobre la causa, que ya está elevada a un juicio oral que se realizará ante el Tribunal Oral en lo Criminal 12, Lucía dijo que está "a la espera de que fijen una fecha" aunque "lo más probable es que se haga el año que viene".

"Lo único que espero es justicia divina y justicia social" concluyó.

Cuando fueron procesados por homicidio agravado, la jueza en lo Criminal y Correccional 49, Ángeles Gómez Maiorano, consideró que si bien en un principio los efectivos dispararon en legítima defensa ante una agresión de Romano, después de que el chofer cayera herido y estuviera 43 segundos prácticamente inmóvil, los policías se excedieron y lo remataron sin justificación. (Télam)