seguridad

El único detenido por la desaparición del abogado de Quilmes negó haber querido coimar a policías

Por Agencia Télam

27-08-2020 02:00

El único detenido por la desaparición del abogado Salvador Altamura negó hoy haber intentado coimear a los policías que ayer lo detuvieron cuando quiso ingresar en bicicleta a la provincia de Entre Ríos y en las próximas horas será trasladado a Quilmes para ser indagado en la causa por la que tenía un pedido de captura, informaron hoy fuentes judiciales.

Darío Rubén Dening (52) fue indagado esta mañana por el fiscal de Villa Paranacito Gastón Oscar Popelka, en la causa que se le inició por presunto “cohecho” cuando ayer fue arrestado en el puesto caminero Brazo Largo.

Los policías que detectaron que tenía una orden de captura y lo arrestaron con 386.000 pesos y 1.500 dólares en su poder, denunciaron que Dening los intentó sobornar para que lo dejaran libre.

Voceros judiciales indicaron a Télam que esta mañana, en su indagatoria frente al fiscal Popelka, Dening dio otra versión de los hechos y negó los cargos.

La tentativa de cohecho prevé en el artículo 258 del Código Penal, una pena de entre uno a seis años de prisión.

Las fuentes indicaron que ahora que ya cumplió con estos trámites procesales con la justicia entrerriana, se esperaba que se coordine el traslado de Dening hacia los tribunales de Quilmes para su indagatoria en la causa principal que lo tiene detenido.

El fiscal a cargo de la investigación por la desaparición de Altamura, Ariel Rivas, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Quilmes, le imputa a Dening los delitos de “robo agravado en concurso ideal con privación ilegítima de la libertad coactiva”, que prevé una pena de 8 a 25 años de cárcel.

De acuerdo a la investigación, la principal sospecha es que Dening, quien era amigo de la infancia de Altamura y fue la última persona que lo vio el 13 de julio pasado, está involucrado en su desaparición y que además fue a su casa a robar el dinero que tenía en su caja de seguridad.

El secuestro los cerca de 400 mil pesos y 1.500 dólares que ayer tenía Dening encima cuando fue detenido en Entre Ríos, refuerza esta hipótesis.

En los allanamientos realizados en el domicilio de Dening en Bernal Oeste y en un apart hotel de Quilmes donde estuvo alojado, los investigadores también encontraron un ticket de compra de celulares de alta gama por 200 mil pesos, además de electrodomésticos y varios pares de zapatillas y prendas de vestir recién adquiridas.

Salvador Altamura (48) es abogado pero no ejercía la profesión, corría en forma amateur carreras de motociclismo, había vendido una empresa de polietileno y polipropileno, y actualmente continuaba con la importación de las materias primas para ese rubro industrial.

Lo último que se sabe del hombre es que el 13 de julio se iba a juntar a caminar con su amigo Dening.

Ese día una cámara de seguridad captó a las 18.06 cuando un hombre montado en la moto Honda CRF 250 roja y blanca del abogado Altamura pasa por el frente de su edificio de la calle 25 de mayo al 200, de Quilmes.

Si bien en un principio se creyó que era Altamura la persona que se ve llegar circulando, aminorar la marcha y luego acelerar y seguir de largo, ahora los investigadores sospechan que pudo haber sido Dening por su contextura física y su posición de manejo.

Alrededor de las 4.30 de la madrugada del martes 14, las cámaras del edificio de Altamura captaron otra vez la imagen de la llegada de la moto Honda del abogado pero montada por otro hombre de distinta contextura física, ya que el desaparecido mide 1,90 metros y el que llegó en su moto era más bajo y más robusto -como Dening-, aunque usaba el mismo casco.

Según denuncia la familia, esa persona permaneció cerca de una hora y media en el edificio y luego se retiró. (Télam)