seguridad

El hombre al que hallaron muerto en General Rodríguez sufrió golpes, puñaladas y fue enterrado vivo

Por Agencia Télam

25-09-2020 07:15

El hombre que fue encontrado asesinado en un descampado de la localidad de General Rodríguez recibió golpes en la cabeza y puñaladas y luego fue enterrado aún con vida, según determinó la autopsia al cadáver, mientras que la mujer aprendida por el hecho se negó a declarar ante la fiscal y continuará detenida.

Fuentes judiciales aseguraron que un informe preliminar de la autopsia al cadáver de José María Palavecino (40) reveló que el hombre sufrió varios golpes en la cabeza aparentemente provocados con una pala y dos puñaladas en la espalda.

Asimismo, se estableció que Palavecino estaba vivo al momento de ser enterrado y que sufrió una breve agonía, al tiempo que se determinó una data de muerte de entre 15 días y un mes, coincidente con la fecha en la que se lo vio por última vez.

En tanto, la detenida Nancy Elizabeth Montiel (45) se negó hoy a declarar en la indagatoria ante la fiscal Alejandra Rodríguez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, quien le imputó el delito de “homicidio agravado por alevosía y ensañamiento”.

Palavecino había sido visto por última vez el 3 de septiembre último y su familia recién realizó la denuncia por la averiguación de paradero este martes, ya que el hombre vivía en situación de calle y solía ausentarse.

La causa recayó en la fiscal Rodríguez, quien a partir de datos obtenidos ayer realizó un operativo con detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de su jurisdicción en la vivienda de Montiel, quien el 1 de septiembre había denunciado a su hermano y a Palavecino por violar a su hijo de 17 años, y luego había manifestado que iba a “matarlos”.

Luego, los agentes comenzaron a rastrillar un terreno descampado frente a la propiedad de la imputada, en el que hace tiempo hubo un asentamiento, por lo que había varios pozos, informaron fuentes judiciales.

Los uniformados notaron que uno de los pozos tenía la tierra removida, por lo que comenzaron a excavar y a unos 40 centímetros encontraron un cadáver en avanzado estado de descomposición que, posteriormente, se confirmaría que se trataba de Palavecino.

El cuerpo, que estaba en posición fetal y había sido tapado con tierra, cal y ladrillos, fue retirado por personal de la Policía Científica y trasladado a la morgue judicial para realizar la operación de autopsia.

Por su parte, mientras Montiel ayer era aprehendida por el crimen, su hermano Claudio Alejandro fue trasladado a la comisaría para prestar declaración testimonial.

Al enterarse de los hechos, la fiscal Gabriela Urrutia, de la UFI 10 de Moreno-General Rodríguez, quien lleva adelante el expediente por la violación del adolescente, dispuso la aprehensión en urgencia del hombre, por peligro de fuga, y por el delito de “abuso sexual agravado”, indicaron las fuentes consultadas.

Montiel había denunciado a su hermano y al hombre que fue encontrado asesinado el 1 de septiembre pasado, luego de que su hijo le contara que hacía dos meses atrás había sido violado por su tío y la pareja de éste, que era Palavecino.

Al ser indagado hoy por la fiscal Urrutia, el hombre negó los cargos que le imputan, que haya mantenido una relación con Palavecino y que le hubiera hecho algo a su sobrino.

Posteriormente la funcionaria judicial solicitó convertir en detención la aprehensión del sospechoso, ya que entre las diversas pruebas con las que cuenta, un informe psicológico estableció que el adolescente “no es falaz ni fabulador”, y que su relato del abuso sexual sufrido “es creíble”. (Télam)