seguridad

El ginecólogo Casermeiro fue baleado en la nuca y hay un sospechoso detenido

Por Agencia Télam

27-12-2019 09:15

El ginecólogo Daniel Casermeiro, hallado asesinado ayer en el departamento cordobés de San Justo tras una semana de búsqueda, recibió un disparo en la nuca aparentemente el mismo día que desapareció y por el hecho fue detenido un sospechoso, que será indagado por homicidio calificado, informaron hoy fuentes judiciales.

El apresado por el asesinato del médico de 61 años y domiciliado en la ciudad cordobesa de San Francisco se apellida Gette y quedó imputado en las últimas horas en la causa que lleva adelante el fiscal Bernardo Alberione, quien aguarda a que se designe un abogado defensor para poder indagarlo, añadieron los voceros.

Tras el hallazgo del cuerpo, el fiscal adelantó que a las 11 de esta mañana brindará una conferencia de prensa en los tribunales de San Francisco para dar a conocer detalles del caso.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal de Córdoba, Casermeiro presenta un disparo de arma de fuego en la nuca y algunas quemaduras en el cuerpo, principalmente en la zona donde ingresó al proyectil, donde recibió el fogonazo del arma.

Las mismas fuentes manifestaron que el cadáver está en avanzado estado de descomposición, lo que hace presumir que el crimen fue cometido el mismo día que desapareció, el 19 de diciembre pasado.

Sobre el detenido, los voceros dijeron que está acusado de "homicidio calificado" y estimaron que la indagatoria se llevará a cabo la semana próxima.

“Hay elementos suficientes como para sostener la imputación y se verá cómo evoluciona la causa”, dijo a Télam una fuente vinculada a la pesquisa.

El ginecólogo fue encontrado asesinado ayer a la tarde en un sector de pastizales al costado de la ruta provincial A10, en cercanías del límite con la provincia de Santa Fe y en la misma a zona rural donde el domingo pasado fue encontrado su auto BMW cupé blanco.

El fiscal Alberione ordenó que el cadáver fuera trasladado a la morgue para la realización de la autopsia y confirmó que se trataba del médico que había sido visto por última vez el jueves de la semana pasada, cuando se retiró del Sanatorio Argentino de San Francisco.

Según declararon sus allegados tras la desaparición, el médico tenía previsto realizar esa misma jornada una operación inmobiliaria, para la cual había retirado de una caja de seguridad de un banco lingotes de oro, joyas, 800.000 pesos y algunos dólares, lo que fue encontrado intacto en su auto.

Desde el entorno de Casermeiro aseguraron desde el inicio que el médico no tenía motivos aparentes para desaparecer y que en los últimos días no se había mostrado preocupado más allá de lo habitual, ni estaba deprimido. (Télam)