seguridad

El abogado del último detenido por el crimen de Gesell reiteró que el joven no estuvo en el lugar

Por Agencia Télam

21-01-2020 11:45

El abogado de Pablo Ventura, el último detenido en la ciudad de Zárate por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el sábado pasado a la salida de un boliche en Villa Gesell, consideró que no hay motivos para mantenerlo preso y confirmó que los peritajes médicos realizados a su defendido determinaron que no existen rastros de que haya participado en ninguna pelea.

"No tiene sentido que (Pablo) hoy esté detenido. Tampoco podemos determinar quién o quiénes dijeron que mi defendido estaba en Villa Gesell", explicó Jorge Santoro en declaraciones al canal de noticias TN, quien confía en que el joven pueda recuperar su libertad en las próximas horas.

El abogado reiteró que Ventura se hallaba en la ciudad de Zárate en el momento en que fue asesinado Báez Sosa (19) frente al boliche "Le Brique" y que "la prueba indubitable es precisamente su teléfono celular", que fue puesto a disposición de la fiscal Verónica Zamboni, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell.

Además, comentó que aportó cuatro testigos que corroboran la versión de que Ventura estuvo la noche del viernes cenando junto a sus padres en un restaurant de Zárate, del cual se retiró cerca de las 23.30, según surge de las cámaras de seguridad del lugar.

"Después de esa cena se fue con sus padres, después a un departamento donde se reunió con cuatro amigos, y luego una de las vecinas lo vio entrar con el auto a su casa a eso de las cuatro, cinco de la mañana", explicó el letrado.

En tanto, destacó que cuando revisaron a su defendido en la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana, "no le encontraron rastros, en ningún lugar del cuerpo, principalmente en las manos, de haber participado de una riña", lo cual le resulta "un dato importante" porque "cuando uno está en una pelea siempre se lastima las manos".

Por otro lado, consideró que "no dan los tiempos" para sospechar que el joven haya huido desde Villa Gesell hacia Zárate, porque existe una distancia de cerca de 500 kilómetros que "no son lineales ni a la misma velocidad" en la autovía, que es la que proporciona el trayecto más corto entre ambas ciudades, por lo que el viaje lleva un tiempo total de "unas seis o siete horas".

Por último, apuntó que Ventura "no es rugbier sino remero", que "no desarrolla su actividad deportiva en el club donde sí la desarrollan los otros diez" y que por eso "no tienen contacto para nada". (Télam)