seguridad

Dicen que antes de morir, el hombre baleado pidió ayuda en dos hospitales y nadie lo asistió

Por Agencia Télam

30-10-2020 01:15

La viuda y la hija del albañil asesinado de un tiro en el rostro por delincuentes que le robaron su camioneta en la localidad bonaerense de Virrey del Pino aseguraron hoy que a pesar de estar herido de un disparo el hombre pidió ayuda en dos centros asistenciales, aunque nadie lo auxilio y finalmente murió.

"Estaba en casa y una vecina me llamó para decirme 'a tu papá le robaron la camioneta y le pegaron en la esquina', cuando salgo lo veo venir caminando y no me di cuenta de qué tenía. Tenía el barbijo y sangre, pensé que lo habían cortado", relató esta mañana Yamila, hija del albañil Alejandro Moges Rojas, en diálogo con el canal TN.

Quebrada en llanto y junto a su madre, María Zunilda, la joven recordó que su padre repetía que le habían robado la camioneta y que incluso quería entrar a la casa, situada a la vuelta del lugar del hecho, aunque ella llamó a su hermana para que, junto a su novio, lo llevaran al hospital en auto.

"Mi hermana lo llevó a (la clínica privada) Figueroa Paredes. En el camino nos cruzamos con la camioneta de mi papá con los asesinos al volante", relató la hija de la víctima.

Una vez en la clínica, Yamila contó que les pidieron dinero para atender a su padre aunque finalmente, sin asistirlo, les recomendaron que lo llevaran a un hospital porque necesitaba cirugía y allí no había cirujanos.

Por tal motivo, los familiares trasladaron por sus propios medios al herido al Hospital Paroissien de Isidro Casanova

"Pensé que lo iban a llevar en ambulancia, pero tuvimos que llevarlo en el auto. En la mitad del camino mi papá ya no podía respirar mas, le faltaba el aire. Yo le decía que aguantara un poquito más y me decía 'no puedo, no puedo', me agarró la mano y me decía que se iba a morir", contó Yamila entre lágrimas,

Según la joven, al llegar a la guardia del hospital, su padre entró caminando ya que "no había una silla de ruedas ni una camilla que lo esperara".

"Se bajó del auto caminando, dio todo para poder llegar; entró caminando y no le pusieron oxígeno, nada, y después dicen que llegó muerto. Lo dejaron que se muera, no le hicieron nada, entró caminando casi sin respirar", agregó la hija indignada.

Por su parte, la esposa de la víctima pidió "justicia", dijo que lo que sucede en la zona es "terrible" y recordó que días atrás "mataron a otra persona" a pocas cuadras.

La mujer manifestó que ahora tiene miedo de que el detenido por el crimen quede libre por ser menor de edad.

"Es terrible lo que pasa porque es el segundo crimen que pasa en el barrio. No sabemos cuanto va a estar preso ese chico", concluyó.. (Télam)