seguridad

Detuvieron a más de mil personas por el Reconocimiento Facial, pero solo 174 quedaron presas

Por Agencia Télam

03-07-2019 03:15

Más de mil prófugos fueron detenidos tras ser identificados por las cámaras del Sistema de Reconocimiento Facial que entró en vigencia en la ciudad de Buenos Aires hace 60 días, pero solo 174 quedaron presos por decisión judicial, entre ellos 9 personas buscadas por homicidio, 8 por violaciones y 45 por robos a mano armada.

Según las fuentes de la Policía de la Ciudad, mediante la utilización del sistema se logró la detención de 1.043 personas, pero en muchos de estos casos los jueces desistieron de los arrestos porque se trataba de causas viejas o liberaron a los imputados luego de ser notificados, mientras que hubo un 4 por ciento de personas detenidas por error debido a alguna deficiencia en la carga de datos en el Registro Nacional de Reincidencia.

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró hoy en una conferencia de prensa que entre los detenidos hay "asesinos, violadores, ladrones, que estaban caminando por las calles de la ciudad al lado de nuestro y de nuestras familias. Son exactamente 1.043 delincuentes que fueron puestos a disposición de la Justicia".

"La aplicación de tecnología para cuidar a la gente es parte de nuestro Plan Integral de Seguridad, y se está haciendo un trabajo muy serio y profesional y está funcionando mejor de lo que esperábamos", dijo Rodríguez Larreta, acompañado por su vicejefe y ministro de Seguridad, Diego Santilli.

El jefe de Gobierno explicó que actualmente el sistema cuenta con 8.500 cámaras distribuidas en toda la ciudad, y que la cantidad "se sigue ampliando con un único objetivo, que es cuidar a los porteños".

Los dispositivos permiten identificar los rostros de las personas prófugas en menos de medio segundo, vinculándolos con la base de datos de la Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc), perteneciente al Registro Nacional de Reincidencias, que cuenta con más de 46.000 imágenes de delincuentes, detallaron voceros.

En ese sentido, agregaron que el software detecta el género de la persona con una precisión del 99 por ciento y la edad en un 95 por ciento -con un margen de tres años-, y que las cámaras y domos son de alta resolución.

En tanto, la información de la plataforma, que se actualiza todos los días, permite que las cámaras de seguridad instaladas en calles, subtes y autopistas "fijen el rostro de la persona" para identificarla y que la Policía "inmediatamente se acerque o realice operaciones" para detenerla, agregó Santilli.

"La Justicia había solicitado las capturas a las fuerzas de seguridad de todo nuestro país, porque también hay casos de extranjeros y de otras provincias", añadió el funcionario, y consideró que "de esta manera se empieza a resolver la situación de muchas personas que no tenían resoluciones en sus causas".

Por ese motivo, Santilli aseguró que "en el próximo mes y medio va a estar depurada toda la base de datos del Ministerio de Justicia", ante la detección de errores en la carga de datos.

Además, durante la conferencia el Gobierno porteño lanzó el programa "Vecinos en Alerta", que permite a los ciudadanos de la Ciudad comunicarse con el servicio de emergencias 911 a través de la aplicación de mensajería Telegram para solicitar intervención de la Policía, Bomberos, SAME, Emergencias o Defensa Civil.

Fuentes del Gobierno porteño señalaron que el canal sólo se va a utilizar para prevenir el delito y para emergencias que estén ocurriendo en el momento, como "peleas, actos vandálicos o excesos de velocidad".

Al respecto, el vicejefe de Gobierno dijo que los usuarios que utilicen esa plataforma también "pueden enviar imágenes de situaciones de riesgo o informar sobre un hecho delictivo o una situación peligrosa".

Para hacer uso del programa, los vecinos deben registrarse en el alias "Vecinos en Alerta" de Telegram y, una vez en el chat, indicar el tipo de emergencia, compartiendo su ubicación vía GPS.

Luego, un operador del Centro de Atención del 911 se contactará con la persona, para despachar la unidad correspondiente más cercana de manera inmediata, precisaron las fuentes.

"El objetivo es tener una Ciudad más segura y entender que cada acción tiene una consecuencia, si alguien cometió un delito, tiene que estar puesto a disposición de la Justicia o detenido", finalizó Santilli. (Télam)