seguridad

Detienen en Córdoba al sobrino de un fiscal federal acusado de integrar banda que vendía drogas

Por Agencia Télam

04-11-2020 11:00

El sobrino de un fiscal federal de Bahía Blanca que está acusado de integrar una banda que vendía drogas y que estaba prófugo desde hacía dos años, fue detenido en las últimas horas en la ciudad de Córdoba, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Sebastián Gauna San Millán, quien fue detenido por la Policía Federal en un hotel de la capital cordobesa, donde además se hallaron estupefacientes.

Gauna San Millán, es sobrino del fiscal general Federal, Alejandro Cantaro, quien está en uso de licencia y procesado en el marco de una causa en la que se lo imputó por brindar información a una banda que vendía drogas.

Un vocero del juzgado Federal 1 de Bahía Blanca dijo a Télam que el sobrino de Cantaro estaba prófugo desde abril del 2018 y fue localizado ayer a la tarde en un hotel de Córdoba capital, donde se había alojado con un documento falso que tenía su foto pero datos de otra persona.

Al momento de ser detenido, Gauna San Millán tenía en su poder hongos alucinógenos, LSD, cogollos de marihuana, frascos y balanzas de precisión.

El hombre fue trasladado a la sede policial cordobesa y será indagado de manera virtual por el juez Federal bahiense Walter López Da Silva.

Gauna San Millán era investigado en el marco de una causa que comenzó en el 2018 con un operativo denominado "Drogas Sintéticas II" y que finalizó con un juicio y condenas a ocho personas.

En el marco de esa investigación se secuestraron más de un centenar de dosis de cocaína compactada, 21 pastillas de éxtasis, 1.500 semillas y cinco plantas de marihuana, entre otros elementos.

En octubre del año pasado, el juez López Da Silva acusó al fiscal Cantaro de "encubrimiento por haber brindado ayuda a dos personas para eludir el accionar de la Justicia y por haber omitido la denuncia correspondiente".

Según las fuentes, el procesamiento dictado fue sin prisión preventiva ya que Cantaro posee fueros por ser fiscal.

"El juez entendió que el fiscal colaboró con un sobrino en una causa por tráfico de estupefacientes para que pudiera eludir el accionar de la Justicia y además no hizo la denuncia que estaba obligado a hacer por sus funciones", explicó una fuente judicial.

En tanto, en febrero de este año, la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca confirmó su procesamiento de primera instancia, ya que "Cantaro fue mencionado en distintas escuchas telefónicas, en algunas de ellas con su sobrino", dijo fuente judicial consultada. (Télam)