seguridad

Detienen a un tercer adolescente sospechoso de haber participado en el crimen de una policía

Por Agencia Télam

10-11-2020 03:45

Un adolescente de 17 años fue detenido hoy como acusado de haber participado del crimen de la oficial de la Policía Federal Argentina (PFA) Micaela Romero, baleada por motochorros durante un asalto cometido en agosto último en el partido bonaerense de Quilmes, y por el caso ya apresaron a tres sospechosos, informaron fuentes judiciales y de la fuerza.

La detención fue concretada esta mañana en calle 175 sin numeración de la Villa Iapi, en el mencionado municipio de la zona sur del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que el operativo fue realizado por personal de la PFA y por orden de la fiscal del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil María Julia Botasso.

La representante del Ministerio Público localizó al sospechoso a través de tareas investigativas, entre ellas intervenciones telefónicas, lo que derivó en su detención.

Según las fuentes, el acusado se negó esta tarde a declarar ante la fiscal y seguirá detenido en el marco de la causa.

Por el caso, el juez de Quilmes Juan José Anglese había dictado la prisión preventiva para otros dos adolescentes de 17 años por el delito de "homicidio en ocasión de robo doblemente agravado".

Sobre esos imputados, un vocero encargado de la pesquisa dijo que el sindicado autor del disparo que mató a la oficial de 23 años que se desempeñaba en la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones de la PFA, fue reconocido por un testigo presencial, mientras que el otro quedó comprometido al hallarse municiones del mismo calibre que el empleado en el crimen en su habitación.

El crimen de Romero fue cometido la mañana del 16 de agosto último, cerca de las 7, cuando la oficial se encontraba vestida de civil y, junto a un amigo, fue a comprar cigarrillos a un comercio ubicado en calle 395 y avenida Carlos Pellegrini, de Quilmes.

En esas circunstancias, seis delincuentes en tres motos los interceptaron con fines de robo y, sin mediar palabras, uno de ellos le disparó a Romero, quien se encontraba sin su arma reglamentaria.

Los investigadores señalaron que la oficial recibió un disparo a la altura del tórax mientras que los delincuentes alcanzaron a sustraerle el celular a ella y a su amigo para luego escapar.

"Le sacaron el celular y las zapatillas a este chico. Micaela no quiso entregar un celular y dijeron 'ella es cobani' y le pegaron a secas un disparo en el pecho, la reconocieron", contaron sus familiares a la prensa tras el hecho.

Tras el ataque, la oficial de la PFA fue trasladada en grave estado por un grupo de vecinos al Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde ingresó inconsciente y falleció a los pocos minutos producto de la herida sufrida.

Romero tenía un año de antigüedad en la fuerza y era integrante de la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones, aunque estaba con licencia médica.

El 2 de octubre la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se reunió en su despacho del Senado con María Constante, la madre de la víctima. (Télam)