seguridad

Detienen a un segundo sospechoso del crimen de un ex policía en General Rodríguez

Por Agencia Télam

15-01-2020 05:45

Un hombre fue detenido hoy en el partido de Hurlingham como acusado del crimen de un policía retirado, asesinado de un tiro en la cabeza durante un robo cometido en noviembre pasado en la localidad bonaerense de General Rodríguez y ya son dos los sospechosos apresados por el hecho, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Felipe Alejandro Méndez Paredes (35), quien fue capturado esta madrugada por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) Moreno-General Rodríguez y Morón en un domicilio del mencionado partido del oeste del Gran Buenos Aires, donde el imputado dormía junto a su familia.

Voceros judiciales informaron a Télam que la detención fue solicitada por el fiscal Patricio Federico Luppi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez y quien a cargo de la investigación.

Méndez Paredes se negó a declarar esta tarde ante el fiscal Luppi, quien le imputó el delito de "homicidio calificado por alevosía y criminis causa" y posteriormente pidió al Juzgado de Garantías 3 de ese distrito judicial la prisión preventiva para el acusado, dijeron los informantes.

Por el crimen del policía retirado Rubén Fernando Montoya (59), cometido el 10 de noviembre pasado, fue arrestado cinco días después del hecho un albañil identificado como Emiliano Reineck, quien permanece detenido con prisión preventiva.

Al declarar, el albañil reconoció haber participado del asalto a Montoya, pero señaló a Méndez Paredes como autor del disparo que mató al policía retirado.

De acuerdo a las fuentes, ambos eran amigos y en 2014 fueron condenados a cuatro años de cárcel por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de Morón, que los halló culpables del delito de robo calificado.

Por este motivo, los investigadores comenzaron a buscar a Méndez Paredes, quien dejó de frecuentar lugares habituales a los que solía concurrir y logró permanecer prófugo hasta hoy.

El crimen de Montoya ocurrió en el cruce de Hipólito Yrigoyen y España de General Rodríguez, cuando el ex policía se hallaba dentro de su camioneta Toyota Hilux blanca realizando tareas de custodia en el barrio.

Los vecinos llamaron a la Policía porque pensaron que el hombre se había desvanecido, pero al revisar el cuerpo se constató que había recibido un disparo a la altura de la sien derecha.

Según las fuentes, si bien en un principio se sospechó de que podría haberse tratado de un suicidio, esa hipótesis fue descartada ya que los forenses encontraron comida en la boca, por lo que posiblemente estaba cenando dentro de la camioneta al momento en el que fue atacado.

Los investigadores sospechan que los delincuentes le dispararon directamente para robarle su arma, que no fue hallada, aunque también creen que pudieron haber intentado sustraerle el vehículo.

El policía era "una persona muy reconocida" por su trabajo, que había desempeñado en Luján y en General Rodríguez, entre otros destinos, dijeron las fuentes consultadas y agregaron que hacía tres años se había retirado como oficial de la fuerza. (Télam)