seguridad

Detienen a un policía con armas y celulares en la causa por el crimen de un exconcejal

Por Agencia Télam

16-07-2020 04:15

Un suboficial de Policía fue detenido en la ciudad de Rosario con dos armas, cinco celulares y siete plantas de marihuana en una vivienda a la que los investigadores del asesinato del exconcejal Eduardo Trasante llegaron en busca del teléfono que le robaron a su esposa, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El integrante de la fuerza de seguridad quedó detenido por las dos armas que llevaba sin autorización –ninguna era la reglamentaria- y por los cinco teléfono móviles secuestrados en el lugar, mientras que su ex esposa y dueña de la casa fue arrestada por las plantas de cannabis, precisaron a Télam voceros del caso.

El allanamiento se realizó en una vivienda de calle Doctor Riva al 5300 de Rosario en el marco de la investigación del crimen de Trasante, asesinado de un disparo en la cabeza el martes último en su casa de esta ciudad.

Trasante estaba con su esposa, Carolina L., una hija de su anterior matrimonio, otra de su actual pareja y una amiga de esa niña cuando fue asesinado de un tiro en la cabeza por dos personas que entraron a su casa de San Nicolás al 3600 y estuvieron seis minutos.

Tras el crimen, desapareció el teléfono móvil de Carolina L., explicaron fuentes del caso.

Los investigadores determinaron que su geolocalización “impactó” en el inmueble allanado hoy “horas después de ocurrido” el crimen, informaron desde la Unidad de Homicidios Dolosos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Uno de los fiscales del caso, Gastón Ávila, ordenó allanar ayer la vivienda donde fue detenido el policía con las armas, los celulares y las plantas de marihuana.

Según explicaron, el policía estaba en el lugar "ocasionalmente" ya que no se trata de su domicilio habitual.

Fuentes de la Fiscalía precisaron que el suboficial, Guillermo L., que presta servicio en la seccional 9a. de Rosario, no quedó vinculado a la investigación del crimen de Trasante.

“Por el acta de procedimiento se desprende que no participó del operativo del homicidio”, señaló una fuente judicial.

Los pesquisas aún no pudieron determinar por qué el teléfono de la esposa de Trasante –robado el día del crimen- impactó en ese domicilio el miércoles a la tarde, horas antes del allanamiento.

La mujer, que ayer declaró por casi tres horas, ofreció abrir su teléfono móvil y sus redes sociales a los investigadores, dijeron fuentes del caso.

Eduardo Trasante, un activo pastor evangelista, fue concejal de Rosario entre diciembre de 2017 e igual mes de 2018 por el frente Ciudad Futura, cargo al que renunció ante una denuncia de acoso sexual.

Desde esa fuerza política informaron hoy que “con el patrocinio del equipo jurídico de Ciudad Futura los familiares de Eduardo Trasante se constituyeron en querellantes de la causa para exigir justicia”.

El religioso obtuvo notoriedad pública al ponerse al frente del reclamo de esclarecimiento por la muerte de uno de sus hijos, Jeremías, en el triple crimen de Villa Moreno ocurrido en Año Nuevo de 2012.

Dos años después, en febrero de 2014, otro hijo de Trasante, Jairo, también fue asesinado de un disparo mientras circulaba en moto al salir de un boliche bailable tras mantener un conflicto con otras personas. (Télam)