seguridad

Detienen a tres sospechosos por el robo en una planta transmisora de Prefectura Naval

Por Agencia Télam

15-07-2020 07:30

Tres personas fueron detenidas en las últimas horas en el partido de Esteban Echeverría acusadas del asalto a la Planta Transmisora y Receptora de la Prefectura Naval Argentina (PNA) en la localidad bonaerense de Ezeiza, donde le robaron las armas y los chalecos a tres efectivos de la fuerza, informó hoy el Ministerio de Seguridad.

La investigación que permitió las capturas fue llevada adelante por personal de la División Investigación del Robo Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA), por disposición del Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional 2 de Lomas de Zamora, a cargo de Pablo Auge.

Según informó el Ministerio de Seguridad, la pesquisa permitió identificar a los involucrados en el asalto, quienes intentaban comercializar el equipamiento robado en el mercado ilegal.

Por este motivo, el juez Auge ordenó allanar los domicilios de los tres sospechosos, ubicados en Esteban Echeverría, donde se los detuvo.

De acuerdo con los voceros, uno de los detenidos tenía un pedido de captura vigente por encubrimiento emitido por la PFA.

Los tres sospechosos quedaron detenidos a disposición del magistrado interviniente, al tiempo que durante los procedimientos también se secuestró un revólver calibre .32, municiones, un chaleco táctico de la PNA, una credencial de lectura de derechos de la mencionada fuerza y teléfonos celulares

El hecho se registró el viernes pasado alrededor de las 20 en el predio de 300 hectáreas ubicado en el kilómetro 24,5 de la Autopista Ricchieri, donde está situada la Planta Transmisora y Receptora de la PNA.

De acuerdo a los voceros, un prefecto fue interceptado por un hombre encapuchado en momentos en que salió por la puerta trasera del edificio, y a punta de pistola fue obligado a reingresar, mientras se acercaron otras dos personas con sus rostros también tapados.

En esas circunstancias, los delincuentes redujeron al efectivo y a otros dos compañeros, a quienes ataron de pies y manos, y les exigieron los armamentos y la "caja", indicaron los voceros.

Luego de 30 minutos, los delincuentes escaparon del lugar, mientras que los uniformados lograron zafar de las ataduras y comunicar lo ocurrido.

Tras realizar un relevamiento, se constató el faltante de las tres pistolas reglamentarias de los agentes, todas marca Pietro Beretta, con 3 cargadores y 45 proyectiles calibre 9 milímetros cada una; una escopeta Benelli calibre 12,70 con 50 cartuchos; y 3 chalecos antibala.

(Télam)