seguridad

Detienen a ex pareja de un personal trainer asesinado en Rosario y creen que instigó el crimen

Por Agencia Télam

19-12-2019 05:00

La ex pareja del personal trainer, Marcos Guenchul, asesinado de dos balazos el 23 de julio en la ciudad de Rosario, fue detenida hoy acusada de haber sido la instigadora del crimen junto a su actual novio, quien ya había sido detenido y cumple prisión preventiva desde agosto, informaron fuentes judiciales.

Se trata de una mujer identificada como Priscila D., de 32 años, quien fue apresada a pedido del fiscal del caso, Adrián Spelta, por lo que se convirtió en la tercera persona detenida en el marco de la causa pro el crimen de Guenchul.

Según las fuentes, durante el operativo de detención de la mujer, la policía secuestró su teléfono celular, el cual ahora será sometido a un peritaje para ver si existen mensajes incriminatorios o llamadas el día en que se concretó el crimen.

La mujer permanecerá detenida en su casa con custodia policial porque fue madre hace pocos días, hasta que sea sometida a una audiencia imputativa en el Centro de Justicia Penal de Rosario (CJP) donde se conocerán los cargos que se le endilgan.

Por el crimen ya se hallaban detenidos Caio Soso, pareja de Priscila, y Maximiliano Panero, el supuesto sicario que efectuó los disparos que mataron al joven personal trainer.

El asesinato ocurrió la noche del 23 de julio pasado en la zona oeste de Rosario cuando el profesor de educación física salía de trabajar y fue abordado en la calle.

Según la investigación, Guenchul forcejeó con un hombre que quiso atacarlo mientras esperaba el colectivo, quien le disparó dos veces con un arma de fuego y escapó junto a otra persona que lo esperaba en un Peugeot 208.

Para el fiscal Spelta, Panero sería quien se bajó del auto y, tras forcejear con la víctima, la mató.

Luego, en agosto fue arrestado Soso en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza cuando iba a tomar un vuelo a Beirut, la capital de El Líbano, y quedó imputado como coautor del homicidio de Guenchul.

Los investigadores determinaron que el hombre asesinado mantenía una disputa judicial con Priscila D., por la pequeña beba hija de ambos.

El fiscal Spelta señaló en una audiencia imputativa realizada en noviembre, el móvil del crimen se funda en un intento de Soso por "coaccionar" o "apretar" al personal trainer para que "deje de presionar judicialmente" a Priscila D. por las visitas a la niña.

"Él manifiesta que esta persona aparece para darle ayuda, que conocía el conflicto, y que él lo quería ayudar", dijo el fiscal sobre el vínculo entre Soso y el presunto autor material del crimen.

Ese hombre le habría ofrecido ayuda un tiempo antes del crimen, día en que Soso lo pasó a buscar por la casa para abordar a Guenchul.

"Lo que tenemos es que no fueron a matarlo, la versión que tiene Soso es que buscaban intimidarlo", agregó el fiscal, para precisar que tras el forcejeo el hombre detenido disparó. (Télam)