seguridad

Destacan que gracias a las cámaras se dio con los presuntos asesinos del médico de Villa María

Por Agencia Télam

09-11-2020 04:45

Los investigadores del crimen de Roberto Américo Mercadal (74), el médico que fue asesinado a puñaladas en su casa de la localidad cordobesa de Villa María, aseguraron que la clave para detener a los sospechosos fueron las cámaras de seguridad, tanto privadas como municipales, que lograron captar la llegada y la fuga de los homicidas.

Así lo aseguró el jefe de la Policía local, Pedro Maldonado, en declaraciones a la Radio de Villa María, donde explicó que las filmaciones de esas cámaras captaron el recorrido que hicieron los sospechosos antes y después del crimen del médico.

El funcionario policial acotó que los aprehendidos son Nicolás Maximiliano Altamirano (26), quien tiene antecedentes por delito contra la propiedad, y su pareja, Sofía Alejandra Radici (27), quien no registra hechos delictivos previos.

Además, Maldonado comentó que la investigación determinó que el hecho habría ocurrido entre las 20 y 21 del viernes, es decir una horas antes de que el hecho fuera descubierto por una de las nietas de la víctima.

Durante los allanamientos en los que fueron detenidos los sospechosos, los policías secuestraron una tablet, teléfonos celulares y dinero en efectivo, presuntamente todos elementos robados a Mercadal.

Por su parte, la fiscal a cargo del caso Juliana Companys confirmó que se trató de un homicidio cometido en ocasión de robo, a la vez que dijo que "uno de los delincuentes conocía al médico".

"La víctima abrió la puerta de su casa porque conocía a la mujer", apuntó la funcionaria judicial quien imputó a los implicados de "homicidio criminis causae", es decir, aquel delito que se comete para ocultar otro, en este caso el robo.

Los resultados de la autopsia al cuerpo de Mercadal determinaron que la víctima sufrió 14 heridas de arma blanca que le produjeron la muerte.

Además, los voceros agregaron que Companys solicitó a los peritos que lleven a cabo las diligencias de rigor para avanzar con la investigación y determinar con precisión las circunstancias en que se produjo el asesinato.

Mercadal tuvo una larga trayectoria como médico en la localidad de Villa María, y era reconocido por su ejercicio como cardiólogo y médico clínico, y por haber prestado servicio en la Policía y en la Justicia como médico policial y forense.

Su crimen generó consternación en la zona donde los vecinos enviaron una gran cantidad de saludos afectuosos para familiares y amigos de la víctima, que era padre de cuatro hijos, viudo y vivía solo en la casa, en tanto que el sábado cumplía años su hija menor.

La Casa Balear de Villa María escribió en su Facebook: "Hoy nos toca despedir a otro miembro de nuestra casa, el doctor Roberto Américo Mercadal, participante activo del grupo de teatro y miembro de una de las familias baleares más grande de nuestra ciudad. Nuestros saludos a todos sus familiares especialmente a su hija, Silvina, que fuera presidente de nuestra casa. QEPD."

El cuerpo de Mercadal fue encontrado por su nieta de 33 años en la casa en la que vivía solo, ubicada en Roma al 100, en el barrio Santa Ana de dicha localidad situada unos 150 kilómetros al sudeste de Córdoba Capital.

(Télam)