seguridad

Dan positivo en coronavirus los cinco policías acusados por el crimen de un adolescente en Córdoba

Por Agencia Télam

11-11-2020 12:15

Los cinco policías detenidos e imputados por el crimen del adolescente Joaquín Paredes (15), ocurrido el 25 de octubre en la localidad cordobesa de Paso Viejo, tienen coronavirus, por lo que se pospusieron sus indagatorias, informó hoy uno de los abogados de la causa.

El letrado Hugo Luna, defensor de uno de los policías, manifestó a Télam que los cinco efectivos alojados en el penal de Bouwer “están con coronavirus positivo, por lo tanto se suspendieron sin fecha las indagatorias” que se habían programado para el miércoles de la próxima semana.

El abogado representa al policía Enzo Alvarado (28) y adelantó que va a solicitar el “cese de prisión”, a los efectos de recibir la atención sanitaria adecuada por el “riesgo de salud” que representa su condición de portador de la Covid-19.

Los restantes detenidos son Maykel Mercedes López (24), Ronald Fernández Aliendro (26), Iván Luna (25) y Jorge Luis Gómez (33), quienes están acusados por los delitos de "homicidio agravado y lesiones graves".

La fiscal de Dean Funes, Fabiana Pochettino, está a cargo de la causa y mantiene el secreto de sumario, por lo tanto el abogado Luna sostuvo que por esa razón aún no pudo definir la estrategia de la defensa.

“Todavía no hemos accedido a los resultados de las pericias ni los restantes elementos de pruebas”, remarcó el letrado.

El hecho que se investiga sucedió en la madrugada del 25 de octubre, luego de un asado de un grupo de amigos en una vivienda de Paso Viejo, en el departamento Cruz del Eje, quienes cuando ya se retiraban del lugar, fueron interceptados por la policía.

Debido a que regía la prohibición de las reuniones familiares y sociales por la pandemia del coronavirus, los efectivos quisieron dispersarlos y en esa tarea efectuaron disparos y mataron a Paredes de un tiro por la espalda, mientras que otro adolescente de 14 años resultó herido por la balacera.

El accionar policial motivó que el grupo de jóvenes y vecinos atacaran la dependencia policial y un móvil que había participado en el operativo. (Télam)