seguridad

Confirman que una huella de pie ensangrentada es del detenido por el crimen de productor rural

Por Agencia Télam

29-10-2020 01:15

Una huella de pie ensangrentada hallada en el lugar donde fue asesinado a puñaladas, mutilado y eviscerado un productor rural de ciudad bonaerense de San Nicolás el 15 de este mes pertenece al único detenido por el caso, quien será sometido en los próximos días a estudios psiquiátricos y psicológicos con el fin de determinar si es o no imputable, informaron hoy fuentes judiciales.

De acuerdo al informe que recibió en las últimas horas el fiscal de San Nicolás Julio Tanús, a cargo de la pesquisa, la huella encontrada fuera del pequeño lavadero de la chacra donde se cometió el crimen de Juan Calos Donato (69) coincide con el pie del detenido Sergio Andrés Tissi (28).

Los voceros explicaron a Télam que tras un cotejo realizado por peritos forenses de La Plata se determinó la coincidencia entre la marca detectada y la planta del pie del sospechoso, quien se encuentra alojado en el neuropsiquiátrico de la Unidad Penal 10 de Melchor Romero, bajo máxima custodia.

El fiscal tiene pendiente aún la realización de la pericia psicológica y psiquiátrica en la que se evaluará si Tissi pudo o no comprender la criminalidad de sus actos y si puede ser imputado en la causa.

Es que, de acuerpo a lo informado por los voceros, existen en el expediente indicios de que el detenido pudo haber cometido el homicidio en medio de un brote psicótico.

Los investigadores aguardan además los resultados de un cotejo entre el ADN de Tissi y el de la sangre hallada en una remera color rosa y una tarjeta SUBE halladas en el predio donde se cometió el asesinato y en el pantalón que llevaba puesto el acusado al ser detenido.

Los voceros recordaron que Tissi tiene antecedentes penales, entre ellos por tentativa de abuso de menores, y que incluso tuvo un altercado con otro detenido al que habría intentado manosear en la seccional donde fue alojado tras el hecho.

El crimen de Donato fue cometido cerca de las 20 del jueves 15 de octubre pasado en un cuarto que se usa también como lavadero de una chacra ubicada a unos 100 metros de la autopista Rosario-Buenos Aires, a la altura del kilómetro 233.

"Con un arma blanca con filo lo mataron y luego le cortaron la nariz, la lengua y el maxilar. Parte de la cara se la extirparon, la destruyeron, esto fue post mortem, el victimario trabajó con el cuerpo sin vida", detalló ese día el fiscal Tanús a Télam, al describir la escena del hecho como "terrorífica"

Y agregó: "Después le introdujo la mano por la laringe y le extirpó las vísceras, el estómago, el corazón, una cosa impensada, terrible, demencial".

Tissi fue detenido en la localidad santafesina de Villa Constitución luego de que los investigadores localizaran a su hermana, a cuyo nombre estaba la tarjeta SUBE encontrada en el patio de la chacra de la víctima.

Tras ello, establecieron que días antes del asesinato el sospechoso había caminado más de 25 kilómetros desde su casa de San Nicolás hasta la de su hermana, en Villa Constitución, y que una vez allí le dijo que había ingerido un vidrio.

La hermana le prestó una tarjeta SUBE para que regresara en trasporte público a su casa, aunque dos días después volvió a caminar los 25 kilómetros de vuelta, de acuerdo a los constatado en la causa.

Los pesquisas creen que en momentos en que atravesaba un brote psicótico Tissi se topó con Donato, con quien habría tenido algún tipo de intercambio que hizo que desatara sobre él toda su ira. (Télam)