seguridad

Condenan en Rosario a otro policía como miembro de una banda liderada por narco acusado de homicidio

Por Agencia Télam

23-09-2020 05:15

Un policía de Rosario fue condenado mediante un juicio abreviado a 3 años de prisión por integrar una asociación ilícita liderada por un presunto narco que ya cumplió pena por robo de autos y se convirtió en el cuarto integrante de la fuerza de seguridad en recibir una condena en el marco de esta causa, informaron hoy fuentes judiciales.

El exintegrante de la Policía de Investigaciones (PDI) David Marcelo Rey (43) fue condenado, entre otros hechos, por “plantar” un celular trucho en un allanamiento para intentar desviar la investigación de un crimen y de las balaceras a edificios judiciales que se le adjudicaban a Esteban Lindor Alvarado, un supuesto narco enfrentado a "Los Monos".

El juez Pablo Pinto homologó el acuerdo abreviado alcanzado entre la defensa de Rey y la Fiscalía, por el cual el policía fue condenado a tres años de cárcel, aunque quedó en libertad por haber cumplido 15 meses de prisión preventiva, precisaron fuentes del caso.

Rey, alias "Puchero", fue condenado por asociación ilícita, encubrimiento agravado, omisión de promover la persecución y represión de delincuentes e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Acceder al juicio abreviado lo obligó a aceptar los cargos en su contra pero, como compensación, obtener una reducción de la pena.

Voceros judiciales recordaron que otros tres policías ya habían firmado acuerdos abreviados por los que fueron condenados como miembros de la banda de Alvarado, un hombre que estuvo seis años presos por robo de autos y enfrenta causas por homicidio y narcotráfico.

El hecho más destacado de los adjudicados a Rey como miembro de la asociación ilícita en su “rol de proveedor de impunidad” de Alvarado fue haber “plantado” un celular con mensajes de textos en un allanamiento realizado en abril de 2019 en Rivero al 5200 de Rosario.

De acuerdo a la investigación, personas allegadas a Alvarado usaban teléfonos mediante los cuales enviaban mensajes y hacían llamadas para hacerse pasar por los autores del homicidio de Lucio Maldonado, ocurrido en noviembre de 2018, por el que era investigado el jefe de la banda.

Para eso, se trasladaron a cercanías de los domicilios de un hombre ligado a “Los Monos” y otro que había sido lugarteniente de Alvarado, pero que luego se enemistó con él.

El objetivo era que esos teléfonos “gemelos” desviaran la investigación por el crimen de Maldonado y por balaceras a inmuebles del Poder Judicial hacia “Los Monos”, cuyo cabecilla, Ariel “Guille” Cantero, había sido ya imputado por siete de esos hechos.

Los fiscales descubrieron que el teléfono secuestrado en el allanamiento de Rivero al 5200 fue “plantado” por el policía David Rey, que trabajaba para Alvarado.

Además, a través de escuchas que había solicitado en 2012 la Justicia de San Isidro para acusar y condenar a Alvarado por robo de autos, se determinó que desde entonces Rey encubría al jefe de la organización.

Rey es el cuarto policía en arribar a una condena mediante un juicio abreviado en esta investigación, luego de que lo hicieran Luis Quevertoque , Cristian Di Franco y Pablo Báncora. (Télam)