seguridad

Condenan a prisión perpetua a un policía de la ciudad por el femicidio de su esposa en San Cristobal

Por Agencia Télam

30-12-2019 04:45

Un ex efectivo de la Policía de la Ciudad fue condenado hoy a prisión perpetua por el crimen de su esposa, a quien asesinó de un balazo en el pecho en julio de 2018 en una vivienda del barrio porteño de San Cristóbal, informaron fuentes judiciales.

La máxima pena recayó sobre Maximiliano Carlos Leal (40) por el delito de "homicidio agravado por el vínculo" en perjuicio de Giselle Noemí Martín (39).

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional (TOC) 17 de la Capital Federal, integrado por los jueces Juan Giudice Bravo, Pablo Vega y Gustavo Valle, descartó la versión que había dado el ex policía respecto a que se había tratado de un "accidente" durante una discusión de pareja.

El abogado Pablo Rovatti, titular del Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico a Víctimas de Delitos de la Defensoría General de la Nación, dijo a Télam que durante el debate oral también quedó demostrado que el crimen ocurrió en un contexto de "violencia de género".

"Los jueces no pusieron como agravante esa situación pero vamos a esperar los fundamentos para saber las razones, lo importante es que fue condenado a perpetua como habíamos pedido", afirmó el representante de la familia de Giselle, junto al abogado Esteban Galli.

El debate había comenzado el 3 de septiembre último cuando el acusado negó ante el TOC 17 haber tenido intención de matarla y dijo que, por el contrario, se había tratado de "un accidente".

Sin embargo, el abogado Rovatti aseguró que "las pericias fueron contundentes" ya que que demostraron que el disparo “ingresó de abajo hacia arriba, en un ángulo aproximado de 45 grados con trayectoria ascendente”.

Además, el informe de la autopsia dio como resultado que la mujer también tenía lesiones en las piernas, las rodillas y un pecho, lo cual fue tomado como que Giselle sufrió violencia física por parte de su marido.

Según Rovatti, varios testigos señalaron que la víctima sufrió durante varios años violencia de género por parte de Leal, quien continuará detenido y recién podrá pedir la libertad condicional dentro de 35 años.

La querella y el fiscal de juicio, Gustavo Gerlero, consideraron que el condenado mató con su arma reglamentaria a su esposa, con la que estuvo casado 18 años y la cual era la madre de sus dos hijos, en la víspera a su cumpleaños número 40, cuando ambos estaban solos en su PH de Cochabamba al 2300, en el barrio de San Cristóbal.

Su hijo mayor, en ese momento de 17 años, se había ido a la casa de un amigo, en tanto su hija menor, de 5, se había quedado a dormir en la casa de su abuela y madre de la víctima, que fue la querellante en este expediente.

Según se desprendió desde la instrucción de este expediente, a las 6.30 del 8 de julio de 2018, el entonces policía llegó al Hospital Churruca con su esposa agonizante, quien murió a las pocas horas.

De acuerdo con su relato, en línea con lo que afirmó en el juicio, lo que sucedió fue que habían "discutido" y "forcejeado", y que, en ese marco, se le había "escapado un tiro".

Sin embargo, la familia de la víctima siempre sostuvo la versión de que fue asesinada e incluso de que era víctima de violencia de género desde hacía muchos años, lo cual ahora quedó demostrado por la Justicia. (Télam)