seguridad

Condenan a 14 años de prisión a una joven por el crimen de su ex pareja en Comodoro Rivadavia

Por Agencia Télam

06-07-2019 04:15

Una joven fue condenada a 14 años de prisión por el crimen de su ex pareja, un boxeador amateur al que mató de tres puñaladas mientras mantenían una discusión en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, en una aparente situación de violencia intrafamiliar permanente, informaron hoy fuentes judiciales.

La pena fue impuesta a Juliana Uribe (22), quien la semana pasada había sido hallada responsable del “homicidio agravado por el vínculo, mediando circunstancias extraordinarias de atenuación” de Samuel Ovejero (26), y fue cuestionada por organizaciones feministas.

Durante una audiencia de cesura de la pena que se realizó este viernes, los jueces Raquel Tasello, Gladys Olavarría y Jorge Odorisio impusieron la condena, pero resolvieron mantener el arresto domiciliario de Uribe hasta que la sentencia quede firme o por seis meses, lo que ocurra primero.

En su fallo, los magistrados descartaron la absolución por “legítima defensa”, como había pedido la defensa, al señalar que “no se comprobó que Ovejero utilizara su posición económica para someter a Uribe” y que “ambos integrantes de la pareja utilizaban métodos violentos para dirimir sus diferencias”.

En sus fundamentos, el tribunal consideró que “la imputada mostró a lo largo de su vida una personalidad agresiva, sin límites y con problemas hacia terceros” y descartaron enmarcar el hecho en un caso de violencia de género.

El tribunal consideró como circunstancias agravantes que la hija en común de la pareja presenció momentos iniciales del hecho y también el perjuicio psicológico causado a la niña, ahora de 4 años, por la muerte de su padre.

En tanto, evaluó como atenuantes que Uribe no posee antecedentes penales, su corta edad al momento del hecho (20 años) y la situación de vulnerabilidad que vivió en su niñez, signada por la violencia familiar.

Durante los alegatos, el fiscal general Adrián Cabral había pedido 16 años de cárcel al dar por acreditado que cuando se produjo el crimen, Ovejero “estaba de rodillas, con los brazos abajo”, y que se utilizó un cuchillo.

También había reclamado la prisión preventiva de la joven por el peligro de fuga existente y las características graves del hecho.

En contraposición, los defensores particulares José Palacios y Rosa González, habían solicitado una pena de 8 años y arresto domiciliario al entender que “la violencia se debe analizar a lo largo de toda la relación de pareja y no solo en el momento del hecho”.

“Él la agredía, ambos se agredían, ella se defendía y muy pocas veces había testigos presentes. Juliana nunca ha negado la autoría y su responsabilidad. En la relación se encontraban todos los componentes del ciclo de la violencia familiar ya que fue agredida por Ovejero Juliana cuando estaba embarazada”, explicó González.

El hecho que se juzgó ocurrió el 29 de julio de 2017, cuando la pareja, que había tenido una relación de dos años y se había separado hacía un mes, estaba discutiendo en presencia de su hija por la devolución de una camioneta Eco Sport que en ese momento estaba manejando la ahora condenada.

Poco después, la madre de Uribe se llevó a la niña del lugar y en determinado momento, cuando Ovejero estaba junto a la puerta del vehículo, la joven le asestó tres cuchilladas a Ovejero, una de las cuales le perforó el ventrículo derecho del corazón.

La joven trasladó a su ex pareja al hospital, donde poco después falleció, y luego quedó detenida acusada del crimen. (Télam)