seguridad

Con cuatro crímenes en las últimas horas, Rosario suma 104 homicidios en lo que va del año

Por Agencia Télam

07-07-2020 06:00

Tres hombres fueron acribillados a balazos en distintos ataques ocurridos en un lapso de tres horas en distintas calles de Rosario, y un cuarto que había sido herido el domingo murió hoy, con lo que ya suman 104 los asesinatos cometidos en ese departamento santafesino en 2020, informaron fuentes policiales.

Según los datos estadísticos del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe y del Ministerio Público de la Acusación (MPA), la cantidad de personas asesinadas en Rosario en lo que va del año es superior al registro que se tenía del año pasado (93 homicidios en la primera mitad del año) aunque menor a la del 2018, cuando alcanzaron los 112 hechos al finalizar junio.

Los últimos ocho homicidios reportados en el Gran Rosario ocurrieron entre el fin de semana y este martes, y muestran un recrudecimiento del uso de la violencia altamente lesiva que la ciudad registra desde 2013, cuando el número de asesinatos ascendió a 264 en un año.

Según informaron fuentes judiciales, uno de los últimos casos ocurrió cerca de las 3 de esta madrugada, cuando un joven de 28 años fue acribillado a balazos aparentemente por dos personas que escaparon corriendo.

La policía acudió a las calles Cerrillos y Biedma, entre los barrios Bella Vista y Triángulo Moderno, y encontró tirado en la vía pública a un joven identificado como Marcelo Bustamante, quien presentaba múltiples heridas de arma de fuego a la altura del omóplato derecho, en la zona lumbar derecho y la zona abdominal, que le produjeron la muerte en el lugar.

En tanto, entre las 20 y 20.30 de anoche se sucedieron dos crímenes en puntos extremos de esta ciudad, mientras que esta madrugada murió un hombre de 60 años en un centro asistencial de Granadero Baigorria, al que había ingresado herido el domingo tras una pelea a golpes con su yerno.

Con excepción de este último y el de una mujer que mató a su pareja en una pelea el fin de semana, la mayoría de los casos tienen, para los investigadores, un patrón común: venganzas y disputas territoriales por el narcomenudeo.

El ministro de Seguridad provincial, Marcelo Sain, caracteriza a este fenómeno como de ausencia de “regulación sistemática del Estado” porque “la policía dejó de tener la capacidad de garantizar protección y paz en el territorio”.

A la vez, eso se combina con que “hoy hay un narcotráfico manejado por actores muy rústicos, de muy baja calidad”, dijo días atrás, para completar que “los viejos ‘soldaditosÂ’ hoy son los que gerencian parte del negocio” narco desde que los jefes de las bandas organizadas están encarcelados.

Los dos primeros meses del año también mostraron en el departamento Rosario un crecimiento de la violencia letal con 49 homicidios en 60 días.

En febrero pasado, los registros de homicidios dolosos habían trepado a 27 casos y en enero alcanzaron las 22 víctimas, muy por encima de los mismos meses del año anterior.

La cifra de asesinatos intencionales cayó a 17 en marzo cuando comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, pero volvió a incrementarse tras la mayor circulación pública al dictarse el distanciamiento social en la provincia de Santa Fe.

El presidente de la Cámara de Diputados provincial y ex gobernador, Miguel Lifschitz (Frente Progresista), dijo hoy tras un encuentro con el actual mandatario, Omar Perotti (Frente de Todos), que “hay un recrudecimiento de la violencia en las dos grandes ciudades de la provincia”, en referencia a Rosario y Santa Fe.

“Creemos que esto no es una cuestión de un ministro solamente, sino de tener estrategias y políticas de Estado para abordar una situación muy compleja”, añadió el socialista.

De acuerdo a los datos del Observatorio de Seguridad, durante su gestión (2015-2018), tomando el mismo período del año, sólo en 2017 se registraron menos víctimas de homicidio en Rosario (87 casos) que en los primeros seis meses de 2020.

En el primer semestre de 2015 hubo 123 homicidios; en 2016 se registraron 109 en el primer semestre y en 2018 ocurrieron 112 en la ciudad con mayor población de la provincia de Santa Fe. (Télam)