seguridad

Comenzó a funcionar la Mesa de Diálogo para resolver el hacinamiento en cárceles bonaerenses

Por Agencia Télam

19-12-2019 06:15

El ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, encabezó hoy la primera reunión de la Mesa de Diálogo que buscará solucionar con otros poderes del Estado y distintas organizaciones la situación del sistema carcelario, a la que calificó como "grave crisis humanitaria".

"Una crisis humanitaria no se soluciona rápidamente, pero sí se pueden comenzar a tomar medidas que sean un paliativo para que los internos puedan vivir mejor", afirmó Alak, en referencia al encuentro, promovido por la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

El titular de la cartera de Justicia explicó que se convocó "a los tres poderes del Estado que están vinculados al tema del sistema penitenciario y a los organismos de derechos humanos para atender la crisis que se presenta por una inmensa superpoblación de internos en las cárceles bonaerenses".

Alak aseveró que "se presentan necesarias una multiplicidad de medidas para resolver el hacinamiento y abordar la dramática situación que atraviesan unos 56.000 internas e internos, una cifra exorbitante y que ha crecido exponencialmente en los últimos años".

"Es un dato grave las condiciones de hacinamiento que están viviendo, como también que en los últimos meses han dejado de recibir la alimentación adecuada y medicamentos", manifestó el funcionario.

Por su parte, Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz y titular de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), sostuvo que "hay que ver mecanismos para descomprimir la prisión y eso hay que hacerlo cuanto antes".

Respecto a la huelga de hambre que realizan unos diez mil detenidos, pidió a los internos que "den un poco de espacio ya que es un gobierno entrante" y sostuvo que hay que "encontrar caminos de humanización, pero también de control y de formación del personal penitenciario".

A su turno, el defensor del Tribunal de Casación Penal bonaerense, Mario Coriolano, celebró la convocatoria al señalar que es "un hito histórico" y remarcó que "que hayan estado presentes las distintas áreas del ministerio de Justicia, todos los poderes del estado, como así también organizaciones de la sociedad civil, permiten ver que se ha logrado un cambio importante de cómo revertir esa crisis humanitaria".

La Mesa Interinstitucional de Diálogo fue creada mediante una resolución firmada por el gobernador Axel Kicillof con el fin de comenzar a buscar soluciones para resolver la grave situación que atraviesa el sistema carcelario y se resolvió que los encuentros sean de manera mensual, con una evaluación trimestral.

Según la cartera de Justicia, la situación que se vive es de "franco colapso" dado que las cárceles, las comisarías y alcaidías "carecen de las condiciones necesarias para asegurar los umbrales mínimos de atención en materia habitacional, alimentaria y sanitaria que el Estado argentino se ha comprometido a cumplir ante la comunidad internacional".

A la convocatoria concurrieron el presidente de la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires, Eduardo De Lazzari, el del Tribunal de Casación, Fernando Mancini, y el Procurador General, Julio Conte Grand.

También asistieron el capellán del SPB, Víctor Fernández, integrantes de las Defensorías de Casación y Del Pueblo, de las Universidades Públicas Nacionales, del Poder Legislativo, del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura, de la CPM y del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entre otras organizaciones.

La próxima reunión se realizará el próximo 15 de enero. (Télam)