seguridad

Cinco policías con prisión preventiva por el crimen del joven Valentino Blas Correas en Córdoba

Por Agencia Télam

04-11-2020 04:45

Cinco policías que habían sido detenidos en el marco de la causa por el crimen de Valentino Blas Correas, el joven de 17 años que fue asesinado por un disparo policial en la madrugada del 6 de agosto pasado en Córdoba cuando circulaba en un auto junto a unos amigos, continuarán con prisión preventiva, según lo dispuso la justicia.

El fiscal de distrito 1, turno 3, José Mana, dictó la prisión preventiva para los cabos primeros Lucas Damián Gómez y Javier Catriel Alarcón, a quienes acusó de ser los autores de los disparos que mataron al adolescente y los imputó del delito de "homicidio calificado agravado por el uso de arma de fuego y por la condición de policías".

Además, dictó la prisión preventiva para la oficial ayudante Yamila Martínez, por el delito de "encubrimiento agravado" y de la agente Wanda Esquivel, por "omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado", ya que consideró que ésta fue quien “plantó” un arma de fuego para simular que se había tratado de enfrentamiento.

Fuentes judiciales aseguraron que tanto la policía Martínez como Esquivel, quienes eran compañeras de Gómez y de Alarcón, podrán continuar con el arresto domiciliario por tener hijos de corta edad a cargo.

El quinto policía con prisión preventiva es el jefe de los cuatro anteriores, el subcomisario Sergio González, quien está imputado por "omisión de los deberes de funcionario público y encubrimiento agravado".

Por otra parte, el fiscal decidirá en los próximos días la situación de los otros cuatro policías detenidos, tres por omisión de los deberes de funcionario público y uno por lesiones leves contra el conductor del Fiat Argo en el que se movilizaba con sus amigos Blas Correas.

Además, otros cuatro agentes fueron imputados por falso testimonio y encubrimiento agravado a principios de octubre.

El hecho ocurrió el 6 de agosto pasado cuando Correas se movilizaba en un auto con cinco amigos y habrían evadido un control policial en la zona sur de la ciudad de Córdoba, por lo que los policías dispararon varios tiros, uno de los cuales ingresó por la luneta y se incrustó en el omóplato de Valentino.

El joven iba en la parte de atrás y murió a causa de la herida.

Luego del hecho dos policías plantaron un arma con el objetivo de justificar los disparos mediante un ‘falsoÂ’ enfrentamiento.

(Télam)