seguridad

Berni dijo que está a favor de las pistolas Taser y de que los policías usen armas fuera de servicio

Por Agencia Télam

19-12-2019 03:15

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, afirmó que está "totalmente a favor" del uso de las pistolas Taser, ya que consideró que su empleo es "imprescindible" en ciertos lugares donde llevar un arma de fuego es un "disparate", y avaló que los policías continúen armados fuera de servicio.

Durante una entrevista que brindó anoche al programa Intratables, al ser consultado sobre el empleo de ese tipo de arma y la posición contraria de la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, el funcionario expresó: "Estoy totalmente a favor y lo dije siempre. La ministra nacional nunca anduvo con un arma por la 9 de Julio con 200 personas esperado cruzar un semáforo. Tener un arma de fuego en la 9 de Julio es un disparate".

"Hay lugares donde el uso de la Taser es imprescindible y tengo bastante experiencia al respecto", agregó Berni, al recordar un episodio ocurrido en el 2011 en el que un agente policial corrió a un delincuente por la avenida Paseo Colón, se le cayó el arma que se disparó y mató a un peatón.

También fue consultado sobre el protocolo del empleo de armas de fuego, que Frederic dijo que analiza derogar, sobre el cual consideró que es necesario fijar cuál es el punto de discusión para entender si la policía debe estar armada fuera de su horario de servicio o no.

"No se puede discutir el qué sino el para qué. Si el sentido es que no lleven armas para evitar casos de gatillo fácil es un error. Es cierto que hay estadísticas que dan cuenta de que el 75 por ciento de muertes policiales se produjeron fuera del horario de servicio, pero eso no quiere decir que se les tenga que sacar la pistola", consideró.

En esa línea, al hablar del policía Luis Chocobar, quien mató al delincuente que asaltó y apuñaló a un turista norteamericano en el barrio de La Boca, Berni dijo que "el caso Chocobar es el típico ejemplo de la mala capacitación de un policía".

"Creo que el gobierno es el responsable de lo que le pasó a Chocobar, es la clásica mala capacitación de un policía y detrás hay un responsable, el que le dio un arma a un policía que no estaba capacitado", expresó.

Respecto a los lineamientos de la nueva gestión que llevará a cabo en la provincia de Buenos Aires, el ministro dijo que un objetivo es "poder revertir la imagen que tiene la población sobre su policía, que no es la mejor".

"Hoy la Policía Bonaerense tiene un ocho por ciento de aceptación y está claro que es un desafío muy grande que hay por delante y que se va a hacer a través de la profesionalización de sus cuadros policiales", remarcó.

Por otra parte, el funcionario fue consultado sobre narcotráfico y el consumo de drogas.

"Cuando hablamos de marihuana, estamos discutiendo algo que dentro de cinco años va a ser el reemplazo natural de las tabacaleras, sería hipócrita no entender que hoy las grandes plantaciones que empiezan a generarse como cultivo medicinal están en manos de las tabacaleras, inclusive en la Argentina, en Jujuy", manifestó.

Respecto de la cocaína, sostuvo que "va en vías de desaparición porque los costos de producción no son rentables al lado de las drogas de síntesis: para generar un kilo de cocaína se necesitan mil kilos de cocaína en planta y toda una infraestructura, mientras que con las drogas de síntesis en un baño se genera un laboratorio".

Además, dijo que es importante diferenciar el tráfico de la adicción a las drogas y calificó como "puro marketing" los derribos de búnkeres durante la gestión de su antecesor, Cristian Ritondo, ya que eso no es dar combate al narcotráfico.

"Hay que tomar medidas estructurales distintas, cambiar de dirección, hace 40 años que estamos así, no es culpa del gobierno que se fue, ese gobierno lo que hizo fue profundizar un modelo que ha fracasado en el mundo", expresó.

"Confundimos narcotráfico con adicción y creen que el problema de la droga es un problema del narcotráfico. Son dos cosas distintas: el narcotráfico tiene como secuela la violencia, la corrupción y la ruptura del orden social en los barrios más vulnerables", concluyó Berni, al recordar el surgimiento de las mafias en Estados Unidos durante la prohibición de la comercialización de alcohol. (Télam)