seguridad

Asesinan de una puñalada en el cuello a una joven y apresan a su pareja por femicidio

Por Agencia Télam

10-01-2020 11:30

Una joven de 24 años y madre de cuatro niños fue asesinada de una puñalada en el cuello en una casa de la capital tucumana y por el hecho fue detenida su pareja, acusada de cometer el femicidio en medio de una discusión, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Luciana Beatriz Salazar, quien murió ayer a la tarde mientras era trasladada al hospital Centro de Salud por vecinos que la vieron salir corriendo herida a la calle y desplomarse en la vereda.

De acuerdo a lo informado por las fuentes, la joven estaba en la casa de sus abuelos, donde vivía con sus cuatro hijos, ubicada en el pasaje Gutenberg al 700, del barrio San Cayetano.

En ese momento llegó a buscarla su pareja, identificada como Pedro Pablo “Dengue” Rojas, con quien se puso a charlar en la vereda.

Un vecino de la zona relató a la policía que “ella fue al almacén a comprar un vino para él, cereales y leche para los chicos, y se quedaron allí tomando", lo cual, añadió, era bastante habitual.

Horas después, ambos ingresaron a la vivienda y por motivos que se tratan de esclarecer comenzaron a discutir hasta que la joven fue apuñalada en el cuello y el hombre escapó.

Instantes después, Salazar salió de la casa agarrándose del cuello y se desmayó en la vereda.

Los vecinos al darse cuenta de lo sucedido llamaron al servicio de emergencias para que la asista, aunque como no llegaba la ambulancia decidieron trasladarla ellos mismo al hospital, adonde la joven llegó fallecida.

“Por lo menos cuatro personas llamamos al 107 para que vinieran a atender a la chica y nunca llegaron, entonces después de 45 minutos de espera decidimos trasladarla pero pobrecita se murió desangrada en el camino”, contó una vecina.

En tanto, Rojas fue detenido poco tiempo después mientras caminaba cerca de la casa de su pareja.

En el lugar de los hechos los pesquisas encontraron dos cuchillos con manchas de sangre, que podrían ser los que se emplearon para atacar a Salazar.

Según indicaron las fuentes, los vecinos señalaron que Rojas cometió varios asaltos en el barrio, estuvo preso por robo y su última detención se produjo después de haber “lesionado con un cuchillo a una maestra a la que había asaltado”,

Además dijeron que "solía golpear a la joven, una vez intentó ahorcarla, por lo que los vecinos debieron intervenir para evitar que la mate”, aseguraron los voceros.

La fiscal Adriana Reinoso Cuello, que interviene en el caso, ordenó investigar si Salazar había denunciado a Rojas por violencia de género, al tiempo que dispuso diversas diligencias para avanzar en a causa por femicidio, el primero cometido en Tucumán en 2020. (Télam)