seguridad

Amiga del joven baleado en La Matanza dijo que el policía amenazó con dispararle a otro amigo

Por Agencia Télam

08-07-2019 02:45

Una amiga del joven de 23 años que fue baleado en el tórax por un efectivo de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tras un presunto incidente de tránsito en el partido de La Matanza dijo hoy que luego del ataque amenazó con dispararle a otro amigo en el hospital en el que la víctima quedó internada.

Brenda contó al canal de noticias C5N que el hecho comenzó luego de haber ido a cenar con su marido, llamado Kevin, junto a dos parejas más entre ellas el joven herido y dos niños de cinco años.

"Nosotros veníamos de comer, tranquilos, a traer a mi nene al hospital porque había levantado un poco de fiebre, en el trayecto veníamos por Camino de Cintura, habíamos pasado Venezuela y sentimos que rozamos un auto", aseguró la chica.

En ese momento, el conductor intentó "orillar unos metros más adelante" pero como no pudieron frenar "en el medio de la ruta" disminuyeron la velocidad porque a los pocos segundos sintieron "los impactos de bala" en el vehículo.

"Ariel (Espada), que venía atrás, empezó a gritar 'me pegaron un tiro, me pegaron un tiro', nos bajamos del auto y nos encontramos con un hombre con un arma de fuego en la mano apuntándonos", señaló Brenda, quien añadió: "Mi marido bajó y le preguntó quién era, por qué tenía un arma de fuego, si era policía, y nos dijo que sí, que era policía federal".

El hombre le dijo que había "chicos en el auto" y cuando los vio, según contó la amiga de Espada, Gabriel Gerber "se puso pálido, se asustó y empezó a retroceder".

"Estaba como fuera de sí, decía 'esto lo podemos arreglar', pero nunca nos pidió disculpas ni nos explicó por qué actuó de esa forma. Después se lo llevaron a Ariel y mi marido y yo nos quedamos en Camino de Cintura con el hombre, pero se nos escapó y lo siguió a Kevin, que iba manejando el auto hasta el hospital", relató.

Al llegar al centro asistencial, Gerber estacionó el auto enfrente y "le dijo a Kevin que también le iba a dar un tiro".

"Había dos efectivos policiales que lo vieron, le dieron la voz de alto y el hombre automáticamente arrancó el auto pero lo persiguieron tres cuadras, le tuvieron que arrimar el auto para que frenara", precisó Brenda, quien agregó: "Cuando lo atraparon, lo primero que dijo Gerber es que no lo podían tocar porque era policía de la Aeroportuaria, que igual estaba tranquilo porque tenía dos cartuchos más en la guantera".

Tras descender del rodado, "los policías lo esposaron, lo trajeron para el Hospital de Morón y a los pocos minutos cayó el jefe de Gerber en un auto negro".

"Lo primero que hizo fue ponerse un par de guantes y entrar al Fiat Uno a sacar los proyectiles, encontró dos de los cuatro que impactaron" sostuvo la joven, la cual afirmó que en ningún momento "pidieron permiso ni nada, aprovecharon cuando estaban todos adentro porque venía el cirujano a avisar que lo estaban operando a Ariel". (Télam)