seguridad

Aceptan como particular damnificada a una joven en el juicio por el crimen de su amiga

Por Agencia Télam

23-07-2020 07:00

El tribunal platense que juzgará el próximo mes a un joven acusado de violar y matar a una estudiante de medicina, en un hecho ocurrido en 2017 en el partido bonaerense de Ensenada, aceptó hoy como particular damnificada en la causa a la amiga de la víctima, quien en el mismo episodio fue sometida sexualmente pero sobrevivió al intento de femicidio, informaron fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de La Plata hizo lugar a la petición realizada por el abogado de Ana Laura González (28) para que se tome en cuenta a la joven como particular damnificada en el juicio oral que está previsto que comience el próximo 20 de agosto.

“La verdad es que es una mezcla de sensaciones. Por un lado es la alegría de haber pasado otra batalla y por otro lado el saber que estamos tan cerca del juicio y de enfrentar todo esto, asusta un poco, genera mucha ansiedad. Pero no es algo con lo que no pueda lidiar. Me siento lista y con fuerzas”, dijo esta tarde a Télam la joven, luego de conocer la decisión del TOC 5.

Por su parte, Jerónimo Guerrero Iraola, abogado que representa a la sobreviviente, aseguró a esta agencia que era una medida que “esperaba” porque le parecía “lo más razonable”.

Consultado acerca de la fecha de inicio del debate oral en el que será juzgado Ariel Osvaldo "Papu" Báez (26) por el femicidio de María Emma Córdoba (26) y el ataque a González, el letrado explicó que “por lo que se desprende de la resolución, la fecha inicial quedó fija” para el próximo 20 de agosto, aunque aún no está definido bajo que modalidad se llevará a cabo.

Báez llega al juicio imputado de los delitos de "homicidio agravado por ensañamiento, alevosía o insidia", "abuso sexual con acceso carnal agravado", "privación ilegal de la libertad agravada" y "violación de domicilio", entre otros.

El hecho que se ventilará en el debate oral ocurrió el 8 de julio de 2017, alrededor de las 3.30, en una antigua vivienda de las calles 126, entre 5 y 7, de la localidad bonaerense de Punta Lara, partido de Ensenada, donde Emma se hallaba estudiando junto a Ana Laura.

Emma salió a cerrar el portón y a entrar a sus perros cuando fue abordaba por un hombre armado que las atacó a ambas, a quienes ató, violó y después prendió fuego la casa con la finalidad de borrar sus huellas.

Durante el ataque, el agresor las sometió a diversas torturas y les provocó heridas utilizando un encendedor y un aerosol que halló en el lugar.

Una vez que el atacante escapó, Ana Laura se arrastró hasta la vereda para pedir ayuda y logró que un vecino diera alerta a las autoridades, a quienes les pudo aportar el apodo del agresor, ya que horas antes ambas se habían cruzado con él en la calle.

Con esos datos, la Policía salió en busca del sospechoso y lo halló durmiendo en la vivienda lindera, donde se encontró ropa ensangrentada, un cuchillo, un arma y una mochila que tenía objetos robados a las víctimas.

La autopsia estableció que María Emma presentaba múltiples heridas, dos de las cuales podrían haber sido la causa de la muerte: un fuerte traumatismo de cráneo y un corte en la zona del cuello.

(Télam)