seguridad

A un año del femicidio de su madre en Marcos Paz, quiere cerrar una etapa de dolor

Por Agencia Télam

17-05-2020 05:00

La hija de una empleada municipal de Marcos Paz asesinada en 2019 frente a un salón de fiestas de esa localidad bonaerense dijo hoy que vive el primer aniversario del femicidio con "angustia" y espera que el juicio al presunto asesino que se suspendió debido al aislamiento por el coronavirus se realice lo más pronto posible "para poder cerrar una etapa y un año de dolor".

Se trata de Sofía Ibarra (24), hija de Cristina Noemí "Beba" Rodríguez (51), quien dialogó con Télam acerca del crimen de su madre cometido el 18 de mayo del año pasado y explicó que se trata de "una fecha muy especial" y que el mes en particular "es muy tenso" ya que fue cuando el acusado "empezó a hostigarla más todavía".

Por el femicidio de "Beba" está detenido e irá a juicio el ex esposo de la víctima y padre de Sofía, Hugo Orlando Ibarra (58), un policía bonaerense retirado.

"Todos los días recordamos que hizo mami: el 1 de mayo lo denunció (al acusado Ibarra), el 3 de mayo le llegó la notificación; el 5 de mayo él la siguió; el día 6 la llamó, hasta que el día 10 finalmente nos encuentra a todas afuera y logramos huir porque yo logré reconocer la patente del coche", relató la joven.

Sofía contó que en total su madre realizó tres denuncias contra Ibarra más una acción civil "en la que ella declaraba que se iba de la casa por inconvivencia con él", en enero, y que a principios de mayo le otorgaron la restricción perimetral ya que él "la hostigaba fuera del trabajo, y la seguía por todos lados".

Además la Justicia había ordenado el secuestro de la pistola Bersa 9 milímetros del policía retirado por pedido de "Beba" y el temor a que la matara, pero según la joven, como el hombre se había desempeñado 30 años en la fuerza en Marcos Paz, "nadie se encargó de sacarle el arma, que llevó a casa en el año 2016 y que siempre tenía a la vista de todo el mundo".

En tanto, la semana pasada debía comenzar el juicio por el cual el ex policía Ibarra será juzgado por el delito de "homicidio agravado por el vínculo, por haber mediado violencia de género y por la utilización de arma de fuego" -que prevé la pena de prisión perpetua- ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Mercedes.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el debate oral fue pospuesto debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus, y que aún no hay una fecha concreta para dar inicio.

Al respecto, la hija de la víctima manifestó que espera que una vez finalizada la cuarentena se realice el juicio lo más pronto posible, para "poder cerrar una etapa y un año de dolor", en una fecha que viven con "angustia" porque coincide con el cumpleaños de su sobrina mayor.

En cuanto a la relación con su padre, Sofía dijo que mantuvo una "comunicación fluida hasta casi 10 días antes" del crimen de su madre, momento en que "empezó a escribir mensajes con alusiones diabólicas, firmando como Lucifer".

"Nunca me dio un abrazo, un consejo, una palabra... La primera charla que yo me acuerdo con él fue cuando tuve mi primer novio a los 17 años. Antes nunca me dio bolilla. Jamás me preguntó cómo me fue en la escuela, cómo me sentía... Vivía conmigo, pero era una presencia en casa, nada más", aseveró la joven.

En tanto, a principios de abril último, abogado defensor de Ibarra solicitó la prisión domiciliaria de su representado por considerarlo en situación de riesgo de contraer el coronavirus, pero la fiscal del juicio Valeria Chapuis se opuso y el TOC 4 denegó el pedido por la pena en expectativa que le cabe al imputado, dijeron los voceros judiciales consultados.

Por su parte, fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) indicaron que el ex policía estuvo detenido en la Unidad Penitenciaria 1 de Olmos desde el 27 de junio del año pasado hasta el 18 de julio de ese mismo año, hasta que luego fue trasladado a la Unidad 35 de Magdalena, donde permanece alojado hasta el día de hoy a la espera de ser juzgado.

El hecho ocurrió la noche del 18 de mayo del año pasado en el cruce de avenida Rivadavia y Feijoo de Marcos Paz, cuando "Beba" Rodríguez participaba del festejo del cumpleaños de 15 de su nieta mayor en el salón "Peto Eventos" y ex esposo apareció en el lugar y comenzó a discutir con ella.

Según las fuentes, en esas circunstancias, la mujer recibió un disparo en la cabeza efectuado a corta distancia y que le provocó la muerte en el acto.

De acuerdo al relato de Sofía,durante la discusión, su padre le dijo a su madre: "Viste que te encontré, hija de p...", y luego le disparó en la cabeza.

Tras el ataque, el sospechoso intentó escapar y eludió a la seguridad privada del salón, pero finalmente fue reducido por los mozos del lugar en una casaquinta ubicada a pocos metros. (Télam)