seguridad

A 30 años del crimen del albañil Andrés Núñez reclaman se refuerce búsqueda de policía prófugo

Por Agencia Télam

27-09-2020 02:00

La familia del albañil Andrés Núñez, torturado hasta morir por policías bonaerenses, en 1990 en la ciudad de La Plata, reclamó a 30 años del crimen que se reactive la búsqueda del principal sospechoso prófugo y que se someta a juicio a otros cuatro efectivos acusados de encubrir el caso.

"Todavía me acuerdo que el juez Amílcar Vara me dijo: 'Señora, su marido debe estar viajando a Brasil con una chica', y él ya sabía que a Andrés lo habían torturado e incinerado porque él era amigo de todos los comisarios de La Plata", relató hoy a Télam Mirna Gómez, la viuda del albañil.

Según la mujer, aquel magistrado, quien también intervino en la causa de Miguel Bru en 1992, fue separado de su cargo en 1998 y murió en 2014, "comía asados" con esos jefes policiales "y se repartían la recaudación ilegal".

Respecto a lo ocurrido con su esposo la madrugada del 28 de septiembre de 1990, la mujer recordó: "Con la excusa del robo de una bicicleta Andrés fue llevado a la Brigada de Investigaciones de La Plata y torturado hasta la muerte, le colocaron una bolsa en la cabeza mientras le pegaban en el estómago y esto lo vieron otros detenidos."

"Los policías llevaron el cadáver de Andrés a un campo en la localidad de General Belgrano, al campo que cuidaba un primo del policía que dirigió las torturas, Pablo Martín Gerez, que hace 27 años está prófugo", explicó.

Según Mirna, ese predio "estaba al lado del campo de uno de los comisarios de esa ' 'maldita policía´ Mario ´Chorizo´ Rodríguez".

"En ese campo lo incineraron sobre una chapa dentro de un tanque australiano en desuso", indicó la mujer y agregó que recién en 1995 pudieron "encontrar su cuerpo ahí e identificarlo a pesar del estado" en el que se hallaba.

El hallazgo fue posible porque el policía José Daniel Ramos colaboró en la causa para beneficiarse e indicó el lugar donde estaba el cadáver.

"Vara, ese juez corrupto, sabía todo lo que había pasado y recién en 1998 se lo pudo destituir por encubrir a policías en unas 27 causas, entre ellas la de Andrés y la de Miguel Bru", precisó y luego remarcó: "A treinta años seguimos buscando verdad y castigo de todos los responsables."

"En el 2010 fueron condenados a prisión perpetua Victor Dos Santos y Alfredo González, y tras estar prófugo 22 años, en el 2012 capturaron a Luis Raúl Ponce en la ciudad neuquina de Junín de los Andes y en el 2017 fue sentenciado a reclusión perpetua", destacó Mirna.

El año pasado, la Suprema Corte de Justicia bonaerense confirmó la pena de reclusión perpetua para Ponce y en el fallo sostuvo que que "en el grupo que conformaba la denominada 'patota de la Brigada' (....) Luis Ponce desempeñaba el cargo y el rol de jefe."

"Si bien no se podía tener por acreditado que con sus propias manos Ponce (hubiera) ejecutado los actos de tortura sobre Núñez, sí se podía llegar a la conclusión de que se encontraba en el establecimiento policial cuando los tormentos acaecían", afirmó el fallo.

Para la mujer del albañil asesinado, esos policías juzgados "no actuaron solos" y en ese sentido se refirió a al prófugo Gerez.

"Estamos pidiendo a la justicia que tenga una estrategia real de búsqueda de este criminal", reclamó.

Por su parte, Ernesto Ferreyra, abogado de Mirna, dijo a Télam que no ven "avances en el incidente de búsqueda" de Gerez y consideró que si "no hay eficacia en el hallazgo" él puede "conjeturar" varias cosas como, por ejemplo, "que no se lo busca bien o que tiene protección".

"También estamos pidiendo juicio para otros cuatro policías que encubrieron el hecho", precisó el letrado.

Se trata de los efectivos Pedro Costilla, Ernesto Zabala, César Carrizo y Gustavo Veiga.

"El caso de Andrés Núñez fue calificado como una grave violación de los derechos humanos por parte del Estado argentino que está obligado a investigar a los responsables, y esta acción no caduca con el paso del tiempo", afirmó Ferreyra.

En tanto, Mirna calificó lo ocurrido con Andrés como "un símbolo de la práctica represiva de la dictadura que siguió actuando con la ´maldita policía´".

"Hace 30 años luchamos por justicia plena para que encuentren a Gerez, para que no le otorguen salidas a Dos Santos, González y Ponce y para que sean juzgados Costilla, Zavala, Veiga y Carrizo porque ellos sabían lo que había pasado en la Brigada y no lo denunciaron", aseguró.

"Más tardan en encontrar a este policía prófugo y se genera más impunidad; él y los otros cuatro tienen que pagar por lo que le hicieron a Andrés", sostuvo Mirna, quien padece problemas de salud y las secuelas de un accidente cerebrovascular a pesar de lo cual siempre participa de las marchas contra el "gatillo fácil".

"Nunca voy a bajar los brazos", aseguró y concluyó: "Me acuerdo de una canción de La Berisso que dice ´cómo olvidarme de aquel día, quedaste en silencio, quedaste sin vida'". (Télam)