revista-grupo-la-provincia

Moroni: “No hay indicador que dé bien”

El flamante ministro de Trabajo de Argentina se refirió a la alarmante situación en la que recibieron la administración del Estado Nacional.

Por Redaccion GLP

08-01-2020 07:03

Los inicios de la gestión Fernández a nivel nacional han dado un giro de 180 grados en lo que venía siendo. O por lo menos, así se demostró en las primeras decisiones, en las que se determinó volver a algunas secretarías al rango ministerial, con el fin de que pudieran contar con otras herramientas para resolver la problemática de cada sector.

Ese es el caso del flamante Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, que estará a cargo de Claudio Moroni, quien afirmó que “no hay indicador que dé bien” en los balances recibidos de la gestión de Mauricio Macri.

En congruencia con ello, afirmó que habrá “nuevas modalidades de trabajo” en el sector que encabeza, con el fin de optimizar tiempo y recursos para “atender a los más desprotegidos”.

En ese sentido, sostuvo que “cualquier indicador que uno mire, empleo, pobreza, marginalidad o indigencia, está mal”.

“En materia de jubilaciones, recibimos un esquema donde casi el 70% de los beneficiarios está cobrando un haber de 14.000 pesos —230 dólares— o menos. La emergencia es real”, indicó el titular de Trabajo.

Esta emergencia “requiere urgentemente que atendamos a los sectores que quedaron más desprotegidos”, señaló Moroni. “Al Ministerio de Trabajo lo dejaron como un área administrativa devastada que tenemos que empezar a reorganizar rápidamente”, agregó.

"No podemos seguir con una Argentina a los saltos. El único modo para tener un país sustentable es que haya algún consenso social en base al modelo que queremos", sostuvo Moroni.

Al respeto, señaló que el mismo “deberá ser institucionalizado, que sea una figura autónoma y que intervenga la mayor cantidad de sectores posibles”.

“Conceptualmente creemos que ese consenso, además de funcionar a nivel nacional, su vocación debe ser de capilaridad. Tiene que bajar tanto a regiones como a sectores. Estas son las pautas sobre las que estamos trabajando”, señaló el funcionario nacional.

Finalmente, Moroni se refirió al futuro del empleo en el siglo XXI. Si bien “en la Argentina, la industria está trabajando al 50% de su capacidad instalada” lo que implica aún la recuperación “empleo de modo tradicional, tal cual lo conocemos”, lo cierto es que luego habrá que “reconocer que existen” nuevos modelos.

“Hay un montón de trabajadores de la economía social, de las pequeñas organizaciones. Estos trabajadores plataforma, que son realidades que no podemos negar. Pero esa realidad no puede ser precarizada. Deben ser trabajadores formales, con un esquema de derechos básicos que permitan un trabajo digno”, sentenció Moroni.