politica

Yeza: Los intendentes acompañamos al Presidente aportando la mirada del territorio

Por Agencia Télam

24-06-2020 12:00

El intendente de Pinamar, Martín Yeza (Juntos por el Cambio), dijo hoy que los jefes comunales acompañan a la Nación y a la provincia de Buenos Aires con su "mirada del territorio", en el marco de la estrategia por la pandemia de coronavirus, y sostuvo que mientras el presidente Alberto Fernández busca "cuidar la salud", la tarea de los Ejecutivos locales es aportar la visión específica que pueda "salvaguardar lo más posible la economía y el empleo".

"Hoy el principal objetivo del Presidente es cuidar la salud y los intendentes lo acompañamos, tratando de aportarle la mirada del territorio para que la economía merme lo menos posible, y se pueda salvaguardar lo más posible la economía y el empleo", dijo Yeza en diálogo con Télam.

Sobre las diferencias dentro de Juntos por el Cambio, donde los intendentes se plegaron a la estrategia oficial mientras la conducción partidaria reclama más apertura de la economía, el jefe comunal de Pinamar dijo que se siente "absolutamente representado en ese espacio, incluso con sus discusiones" a las que definió como "legítimas y necesarias".

"Especialmente los intendentes de Juntos por el Cambio hemos acompañado institucionalmente cada decisión del Gobernador y el Presidente y hemos actuado muy responsablemente. Por eso hacemos un pedido de confianza a nuestro conocimiento del territorio, porque lo que queremos es ayudar a que todos lleguen lo mejor que se pueda al fin de la cuarentena, y nadie quiere el mal para su propio distrito", sostuvo.

Yeza también contó que su distrito debió volver a Fase 4 por una persona asintomática que ya está libre del virus, pero confió en poder volver a abrir los locales gastronómicos, tan relevantes para la economía local, y destacó la buena relación con la Provincia.

"Nos volvemos locos con los protocolos en los comercios, pero la principal amenaza hoy es el mate", reconoció Yeza a esta agencia, y dijo que la posibilidad de que la gente "se junte a tomar mate entre amigos preocupa mucho", porque varias ciudades ya lo identificaron como foco de contagio.

En cambio, se mostró aliviado por la baja densidad poblacional de su distrito: "En invierno es una ciudad inmensa, tenemos capacidad para 330.000 personas y ahora somos 45.000, lo que permite respetar la distancia social", aseguró.

Sobre su situación en esta pandemia, contó que a poco de entrar en Fase 5 una mujer de 82 años resultó positivo de Covid-19, y debieron volver a Fase 4, porque la nueva reglementación establece que por 21 días deben estar libres del virus para cambiar de fase.

"En 80 días fue la única persona contagiada, fue asintomática, su hisopado ya dio negativo y ninguno de sus familiares o contactos se contagió, suponemos que porque su carga viral era muy baja" dijo Yeza.

"Hemos tenido más casos de neumonía que de Covid-19 hasta ahora, pero nadie está libre de que pueda existir el descuido de alguien", dejó en claro el jefe comunal.

"Le estamos proponiendo a la Provincia que tenga en cuenta nuestros esfuerzos y particularidades y nos permita sostener algunas de las actividades de la Fase 5 dentro de la Fase 4, fundamentalmente gastronomía y una parte de la actividad física", relató el intendente, que habló del costo financiero que significa abrir un local gastronómico y volver a cerrarlo.

"Avanzar y retroceder de fase tiene un impacto en que los locales puedan abrir o no, y eso determina que puedan contratar gente", agregó.

Entre sus esfuerzos mencionó el control de ingresos a Pinamar y que están cerca de triplicar su capacidad de camas, además de hacerse cargo de gran parte de la asistencia alimentaria del distrito y que peatonalizaron toda la zona céntrica y bancaria.

"Estamos trabajando con Carlos Bianco, el jefe de Gabinete (bonaerense), tenemos un diálogo fluido y de ambas partes hay calidad humana y empatía", sostuvo el intendente de PRO.

Por último, dijo que él y sus pares entienden que al gobernador Axel Kicillof "le toca administrar una provincia muy compleja, con decisiones que no siempre aplican a todo el territorio", y con una situación difícil en el conurbano. (Télam)