politica

Un testigo declaró sobre el secuestro del estudiante Carlos Davit, en el juicio de la Triple A

Por Agencia Télam

08-10-2020 04:45

Un testigo narró hoy las alternativas del secuestro y asesinato de un estudiante pampeano en el juicio de lesa humanidad que se sigue por los crímenes que cometió la organización policial Triple A en Bahía Banca durante los años '70.

Se trata de José Ivo Lloli, quien declaró hoy en torno al caso de Carlos Alberto Davit en el debate oral de la causa en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados.

Lloli declaró desde la ciudad de Neuquén y a través de videoconferencia transmitida por el canal de audiovisuales de la Universidad Nacional del Sur.

"Lo conocí (A Davit) en la pensión de Yrigoyen 228, mi relación fue siempre la clásica de compartir una habitación en pleno centro, el estaba estudiando, era de Guatraché y tuvimos relación de vivencias, comidas, salidas, era todo muy normal", recordó.

Lloli indicó que "tenía 19 años", y mantuvo con la víctima "una linda amistad", en esos años cuando estaba estudiando en la ENET 3.

Y contó que Davit "estudiaba en la universidad y a mediados de año tuvo que buscar un laburito, andaba con un ataché con ventas de algunos productos para bebés".

Sobre si el estudiante pampeano tenía militancia política, el testigo dijo que "sí, en dos oportunidades me dice si no quería ir una reunión y me hacía a mí dudar en ir a pesar, de que había guitarreadas y comida".

Lloli agregó que "sé que él (Davit) estaba en contra del gobierno de turno, sé que militaba pero bien en qué línea, con que gente no" y "tampoco hablábamos de temas de política, eran todas cuestiones de estudio".

Además indicó que una noche hubo un operativo en la pensión donde "caen dos personas de civil con chalecos, granadas, itacas, escopetas grandes, apuntan hacia abajo y nos dicen que nos quedemos quietos con los brazos arriba de la cama".

"Aparece un señor como de unos sesenta y pico de años, bien vestido, de saco y corbata y se sienta al costado de la cama de él (Davit) y le dice 'vos sabés que estoy acá por vos, dedicate a estudiar, dejá la política, vos sabés muy bien porqué te lo digo'", relató a evocar que tras ese episodio se retiraron de la pensión.

El testigo señaló que una noche "nos estaban esperando en la entrada, me ponen contra la pared con un arma en la nuca, a él también, le pegaban patadas y en la nuca, y le decían a vos te estábamos buscando".

Lloli apuntó que tras dicha situación lo ingresaron a la pensión y sintió un portazo "donde nos dimos cuenta que se lo llevan".

También sostuvo que al día siguiente "escuchó en la radio pidiendo a familias si tenían algún ser querido que fueran a reconocer un cadáver en la morgue, después me enteré que tenía 24 balazos en el cuerpo y uno en la cabeza, lo dejaron colgando en un puente".

(Télam)