politica

Triaca rechazó denuncia sobre presiones a la justicia laboral durante el gobierno de Macri

Más detalles en la nota.

Por Agencia Télam

24-06-2020 04:00

El ex ministro de Trabajo, Jorge Triaca, desestimó hoy la denuncia que hizo un juez del fuero laboral en su contra y calificó de "ridículo" el planteo del magistrado, quien denunció que fue presionado para "`consensuar´ la doctrina de los fallos".

"La verdad que me parece tan ridículo lo que se planteó, que no si vale la pena comentarlo. Hace mención a una reunión protocolar, como también fui a la Cámara de Seguridad Social, a hacerme conocer, a presentar a mi equipo y a contar uno poco la visión que tenía sobre la gestión que íbamos a encarar", dijo el ex funcionario de Mauricio Macri.

En declaraciones a la Rock and Pop, Triaca se defendió de la denuncia realizada por el juez de la Sala VI de la Cámara del Trabajo Luis Raffaghelli, quien declaró que tanto él, como otros magistrados, recibieron presiones por parte de funcionarios de la cartera laboral, durante la administración de Mauricio Macri.

"Es poco razonable pensar que íbamos para imponer un proyecto de ley, si en todo caso la ley se discute en el Congreso no en el ámbito judicial", se atajó Triaca, quien intentó minimizar así los términos de la denuncia realizada por Raffaghelli.

Triaca y el ex jefe de Gabinete, Marcos Peña fueron imputados hoy por el fiscal federal Ramiro González en el marco de la causa en la que se investiga la supuesta injerencia del Poder Ejecutivo en temas del Poder Judicial a través de la denominada "mesa judicial" de Cambiemos durante el gobierno del ex presidente Mauricio Macri.

En un escrito presentado ayer al fiscal Ramiro González, el juez de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo,Luis Raffaghelli, aseguró que durante el gobierno de Macri hubo un "evidente embate" contra la "independencia de la justicia nacional del trabajo" que generó un "ambiente hostil a su libre desempeño".

González está a cargo de una investigación por supuestas presiones del macrismo a jueces, abierta a raíz de dichos periodísticos de la jueza de la Cámara Federal de Casación Ana María Figueroa.

Entre las medidas de prueba que ordenó estuvo la convocatoria como testigo de Raffaghelli, quien hizo uso de su derecho a responder por escrito.

El juez aludió a un "evidente embate contra la independencia de la justicia nacional del trabajo, que fue poco a poco generando un ambiente hostil a su libre desempeño".

Entre otros episodios, mencionó una visita protocolar en marzo de 2016 del entonces ministro de Trabajo, Jorge Triaca, a la Cámara laboral, en el marco de la cual uno de sus funcionarios acompañantes "planteó la necesidad de consensuar la doctrina de los fallos y hacerla más previsible en aras de la seguridad jurídica".

"Se produjo un profundo silencio, que fue superado por el presidente del Cuerpo pasando a otro tema", refirió Raffaghelli, y agregó que "nadie contestó la inusitada sugerencia del funcionario; el silencio y la sorpresa fueron la respuesta ante tan improcedente petición".

LLEGA EL HOT SALE EN CUARENTENA: ENTERATE TODOS LOS DETALLES. 

"A este episodio le siguió un evidente embate contra la independencia de la justicia nacional del trabajo, que fue poco a poco generando un ambiente hostil a su libre desempeño, alcanzando su cenit con las denuncias infundadas a seis jueces y juezas, que fueron rechazadas totalmente por el Consejo de la Magistratura de la Nación", declaró el magistrado en su escrito.

Raffaghelli aludió al "clima de hostilidad que sufrió la justicia del trabajo frente a una eventual resolución diferente o contraria a las políticas laborales del Gobierno".

"El ex Presidente nos acusó, también públicamente, de integrar la mafia laboral y ser parte de la industria del juicio", agregó.

Entre las causas por las cuales recibieron "presión del gobierno" el magistrado mencionó la "reincorporación de trabajadores despedidos", tanto de la Agencia estatal Télam, como del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), ordenadas a través de medidas cautelares. (Télam)