politica

Testigo declaró sobre sacerdote asesinado en el juicio por la Triple A de Bahía Blanca

Por Agencia Télam

09-10-2020 12:30

Un sacerdote declaró hoy sobre un religioso salesiano asesinado, en el marco del juicio por delitos de lesa humanidad que se sigue por crímenes que cometió la organización Triple A en Bahía Blanca durante los años '70.

Se trata de Benjamín Stochetti, de 83 años, quien declaró en torno al caso de Carlos Dorñak en el debate oral de la causa en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Forcelli (71) y Osvaldo Pallero (78) como integrantes de una asociación ilícita a la que se le atribuyen 24 homicidios agravados.

Stochetti brindó su relato en el marco de una videoconferencia transmitida por el canal de audiovisuales de la Universidad Nacional del Sur.

"En Bahía Blanca estaba como docente y como vivienda en el Instituto Superior Juan XXIII", dijo sobre sus actividades en los años 74 y 75 al indicar además que Dorñak "era el secretario académico del instituto y conducía un coro muy bueno que había" en la congregación Salesianos de Don Bosco.

El religioso dijo que "a través de la docencia tratábamos de animar el alumnado de acuerdo a lo que la Iglesia Católica desde hace algunos años nos proponía, indudablemente con más o menos intensidad impulsábamos defensa de la justicia y trabajar por los más necesitados".

Al hablar sobre lo que ocurrió con Dorñak, el testigo dijo que "fue a las 2 y media de la mañana en el mes de marzo del año 75, cuando se sintieron explosiones".

"Me quedé en mi habitación tratando de no hacer ruido y una vez que se silenció quise ir a avisar al Colegio Don Bosco que estaba en la cuadra siguiente", dijo y comentó que había un portón que daba a la calle Vieytes y "una hilera de arbolitos no muy altos".

"Mi primera intención fue subir por el portoncito de chapa y después no recuerdo porqué subí a uno de los arbolitos y desde allí miré hacia la calle con la intención de saltar y vi por muy corto espacio a tres jóvenes altos, delgados con armas, probablemente eran metralletas, así que me quedé quietito", relató.

"Creo que estaban uniformadas", agregó y luego indicó que se dirigió al Colegio Don Bosco donde avisó a los salesianos de la congregación, y con algunos de ellos luego se dirigieron a la vivienda del Instituto.

"Entrando por la puerta de la vivienda encontramos el cuerpo tirado, ya fallecido con un charco grande de sangre del padre Carlos (Dorñak)", indicó.

En su testimonio dijo que "tiraron bombas molotov, quemaron el lugar donde estaba el mimeógrafo y alguna máquina de escribir, prendieron fuego y al mismo tiempo dejaron algunos montoncitos de escritos subversivos".

Sobre si había escuchado hablar de la Triple A en ese momento, dijo que "se decía que era un sector político, social, violento, ya se comentaban crímenes cometidos por ellos".

Al hablar sobre si luego del episodio de Dorñak sufrieron amenazas o advertencias dijo que "a los pocos días llegó una carta anónima que nos daban creo siete días o algunas horas para que nos fuéramos de Bahía Blanca los del Juan XXIII". (Télam)