politica

Testigo afirmó que la Triple A buscó sembrar el terror en la Universidad Nacional del Sur

Por Agencia Télam

23-07-2020 04:00

Dante Patrignani, docente de la Universidad Nacional del Sur y actual secretario de Derechos Humanos de la CTA Bahía Blanca, aseguró que el objetivo de la Triple A "era sembrar el terror" en la casa de estudios, en el juicio de lesa humanidad que se sigue a cuatro exintegrantes de esa organización parapolicial por crímenes cometidos durante la década del '70 en esa ciudad bonaerense.

Patrignani, ingeniero electricista y docente, declaró ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Bahía Blanca en el marco de este proceso oral y público en el que están acusados Roberto Aceituno (70 años), Juan Carlos Curzio (76), Héctor Angel Forcelli (71) y Osvaldo Omar Pallero (78) de asociación ilícita y homicidio agravado por el concurso de dos o más personas, en una causa en la que se investiga el asesinato del estudiante de la UNS, David "Watu" Cilleruelo.

Patrignani contó que a Cilleruelo lo "conocía desde el año 1971 cuando cursaron juntos una materia en la UNS, y que se vinculó con el acusado cuando militaba en centro de estudiantes.

El profesor adjunto del Departamento de Física de la UNS indicó también que fue "comprometiéndose cada vez más con las actividades que hacía el centro de estudiantes", y en 1972 se afilió y compartió más tiempo de reuniones".

Al hablar sobre el asesinato del estudiante el 3 de abril de 1975 recordó: "Yo estaba en el lugar, estábamos repartiendo volantes en una fila donde se juntan el pasillo que es paralelo de la avenida Alem y que va del cuerpo central a Ingeniería" en referencia al edificio de la Universidad Nacional del Sur del barrio Universitario.

"Estaba sobre el pasillo perpendicular repartiendo volantes y llamando a una asamblea para tratar desde el movimiento estudiantil todas las barbaridades que estaba haciendo este tipo", indicó en referencia al interventor de la universidad, Remus Tetu.

"En un momento escucho un disparo, veo caer un cuerpo. No lo reconocí a "Watu" porque para mí se había ido, tiré los volantes que tenía en la mano y me fui al subsuelo al laboratorio de máquinas", agregó.

El docente narró además que durante la intervención de Remus Tetu en la Universidad del Sur "hubo varias tandas de docentes cesantes; más de 200 y se cerraron carreras; prohibieron el funcionamiento de los centros (universitarios) y se clausuró el comedor universitario".

"No dejé la militancia precisamente por reclamar por el asesinato de "Watu" y terminé detenido y expulsado de la Universidad. Con esa muerte lograron lo que querían, que era sembrar el terror para que la gente no actué. Y lo consiguieron. A partir de eso muchísimos militantes dejaron de militar, estudiantes dejaron de estudiar además de la gente que fue expulsada de la universidad", afirmó el testigo.

Por último, agregó: "Somos uno o dos los que volvimos de esa época para cumplir la carrera después de muchos años y sembraron realmente el terror".

Cilleruelo, quien se desempeñó como secretario de la Federación Universitaria del Sur y era militante de la Federación Juvenil Comunista, fue asesinado de un disparo en la cabeza el 3 de abril de 1975 en un pasillo del ala de Ingeniería de la alta casa de estudios.

Según el requerimiento del Ministerio Público Fiscal los acusados "formaron parte entre los años 1974 y 1975 de una asociación de personas de carácter permanente y de formación parapolicial denominada Triple A (Alianza Anticomunista Argentina), conformada para la comisión de hechos ilícitos indeterminados constitutivos de lesa humanidad, como parte de un plan sistemático y generalizado de persecución y eliminación de opositores políticos".

En el marco de la causa la asociación "estaba dirigida en el ámbito local -en calidad de jefes y organizadores, por Rodolfo Antonio Ponce por entonces diputado nacional y secretario de la CGT Bahía Blanca y Remus Tetu, quien se desempeñaba como rector Interventor en la Universidad Nacional del Sur". (Télam)